Diferencias entre dentista, higienista y auxiliar de odontología
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

Funciones del dentista, higienista y auxiliar de odontología

Dentro del campo de la odontología, podemos distinguir tres figuras principales que son el odontólogo, el higienista dental y el auxiliar de odontología.


El dentista u odontólogo

En primer lugar, si hablamos de lo que comúnmente conocemos por dentista, cabe realizar una distinción entre estomatólogo y odontólogo. El estomatólogo es la persona licenciada en medicina que se ha especializado en estomatología (la rama de la medicina que se encarga del estudio, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades de la cavidad oral y estructuras adyacentes como labios, dientes, encías, paladar, lengua…). Esta es una titulación que a día de hoy ha dejado de existir y, a medida que transcurran los años y los estomatólogos que ejercen actualmente se vayan jubilando, esta profesión, como tal, llegará a desaparecer.

Funciones del dentista, higienista y auxiliar de clínica


Por el contrario, un odontólogo no ha realizado la carrera de medicina sino la de odontología, por lo que no se trata de un médico en el sentido estricto de la palabra. Hoy por hoy, únicamente existe la licenciatura de odontología para ejercer como dentista.

En cuanto al ejercicio de tratamientos e intervenciones bucodentales, tanto estomatólogos como odontólogos tienen las mismas competencias y pueden ser considerados dentistas de igual modo. No ocurre lo mismo, sin embargo, con la cirugía maxilofacial (dedicada al estudio, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las enfermedades de cabeza, cara, cavidad oral, maxilares y cuello). Un licenciado en odontología, aún habiéndose especializado en cirugía, no podrá tratar problemas dentro del ámbito de la cirugía maxilofacial, sino que deberá ser un médico licenciado en medicina y cirugía, especializado posteriormente en cirugía maxilofacial, quien lo haga. 

No obstante, como excepción, existen praxis en las que un odontólogo especialista en cirugía y un cirujano maxilofacial  pueden coincidir, como extracciones complicadas, injertos de hueso o implantes dentales con elevación del seno maxilar.

Cualquier odontólogo que ejerza la profesión estará obligado a inscribirse en el Colegio Oficial de Odontólogos de la comunidad autónoma en la que realice su trabajo.

Existen diversas ramas de la odontología en las que un odontólogo puede especializarse. Las principales son la odontología general, la endodoncia, la cirugía oral, la periodoncia, la ortodoncia, la odontología protésica y la odontología pediátrica. En cualquiera de los casos, el odontólogo será el encargado del diagnóstico, prevención y tratamiento de las anomalías y enfermedades bucodentales, siendo el que ostenta el rango más alto dentro de la consulta dental.


El higienista dental

La profesión de higienista dental, mucho más nueva que la de dentista, nació en Estados Unidos durante la primera década del S.XX,  y lo hizo de la mano de C.M. Wright. Este odontólogo, ya en 1902, propuso la formación de una serie de personas en campos como la anatomía, fisiología y patología dental para que pudiesen realizar ciertos tratamientos con la supervisión de un dentista. 

Más tarde, Alfred Civilion Fones tendría la idea de crear el primer curso para la formación de higienistas dentales, que se impartiría en su propio domicilio convertido en aula. Así es como Fones, junto con un grupo de expertos en odontología y profesores de universidades como Harvard o Pensilvania, sentaron las bases sobre las competencias del higienista dental. 

Actualmente, el higienista dental continúa ejecutando muchas de las tareas que ya se determinaron a principios del siglo pasado. 

El higienista dental es el encargado de la realización de los tratamientos no invasivos efectuados en la clínica dental, así como de la educación sobre salud e higiene dental a los pacientes. Se encargará el higienista, por tanto, de la aplicación de fluoruros tópicos, la colocación de selladores y fisuras, las profilaxis dentales con ultrasonido y la supervisión de los blanqueamientos dentales. 

Cabe la posibilidad de que sea el higienista dental quien se encargue, además, de la esterilización y desinfección del material, la asistencia al odontólogo y la labor administrativa de la clínica, tareas comunes con las de un auxiliar de odontología.


El auxiliar de odontología

La mayor diferencia entre un higienista dental y un auxiliar de odontología es que este primero ha cursado estudios como técnico superior que le capacitan para llevar a cabo determinados tratamientos en la boca del paciente, mientras que el auxiliar no podría realizarlos.

En nuestro país, no fue hasta 1986 cuando se reguló la formación como higienista dental, creándose el título de técnico superior en higiene bucodental. Otra de las medidas para incrementar la profesionalidad dentro del oficio, fue la de crear colegios profesionales en algunas comunidades autónomas: Madrid, Galicia, Extremadura, Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha.

Sin embargo, a día de hoy no existe un título reglamentario como auxiliar de odontología. No obstante, si deseamos prepararnos debidamente para esta profesión, existen cursos de auxiliar de odontología con una formación completa e impartida por grandes expertos de la odontología que nos dotarán de las herramientas necesarias para convertirnos en magníficos auxiliares. 

El auxiliar de odontología ejercerá un papel fundamental en el sector, ya que actuará como nexo entre el paciente y la clínica dental. La explicación es sencilla, y es que será el auxiliar quien mantenga un mayor trato con los pacientes y gestione la agenda de la consulta día tras día.

La gestión administrativa del centro dental será ocupación del auxiliar, quien se encargará de la atención al paciente (tanto personal como telefónicamente), el control de citas, la actualización y el archivo de historias clínicas, el control de stock del almacén, los pedidos de material, la elaboración de presupuestos y el contacto con los protésicos dentales. 

El auxiliar también realizará una labor clínica dentro de la clínica, llevando a cabo la preparación del instrumental y el gabinete dental, la transferencia de instrumentos y material al odontólogo durante un tratamiento o intervención, la aspiración al paciente, el control de luz cuando el paciente se encuentre en el sillón dental, el mezclado de materiales y la ayuda en la toma de radiografías. 


¿Qué profesión elegir si quiero trabajar en el sector odontológico?

Las tres profesiones de las que hemos hablado son enormemente demandadas en la actualidad debido al crecimiento desmesurado que ha sufrido el sector de la odontología en los últimos años. Cualquiera de las opciones será perfecta si nos atrae el campo de la sanidad y queremos conseguir un trabajo estable en el futuro, simplemente tenemos que valorar cuál es la que mejor se adapta a nosotros.

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp