ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Ventajas y desventajas de estudiar online

La formación online está poco a poco haciéndose con todo el mercado educativo. Bueno, puede que eso haya sido una exageración, pero poco a poco se está posicionando como la gran alternativa a la educación presencial.

Por eso, vemos necesario pasar unos minutos viendo detenidamente esas ventajas y desventajas de las que hablábamos. Cuidado, que algunas desventajas suponen una oportunidad de ventaja y viceversa.

12 ventajas de estudiar online 

  1. Flexibilidad horaria: la formación online ofrece la posibilidad de que te dediques a otras cosas mientras estudias, ya sea trabajo, otra formación o, simplemente, la posibilidad de pasar tiempo con familia y amigos.
  2. Marca tu propio ritmo: de la misma manera que puedes adaptar tus horarios al resto de compromisos de tu vida, la formación online te permite marcar tu propio ritmo, dentro de unos parámetros muy amplios. En general, podrás marcarte cuándo hacer ejercicios, exámenes, etc.
  3. Ahorro de tiempo: gracias a que estudias desde casa (o desde la biblioteca más cercana), no necesitarás pasarte dos horas en transporte público para ir y venir de la universidad. Y el tiempo es dinero.
  4. La mejor forma de estudiar si no vives en grandes ciudades: muy relacionada con la anterior ventaja, estudiar online tiene la gran ventaja de que puedes estudiar cualquier carrera o curso ofertado sin importar si vives en Madrid, Barcelona, Jerez de la Frontera o Calabazas de Fuentidueña.
  5. Ahorro de dinero gracias a que no tienes que mudarte a otra ciudad, o transportate al otro lado de la ciudad, ni pagar los costes de mantenimiento del edificio donde está la facultad, estudiar online es más barato que de forma presencial.
  6. Amplia oferta formativa: la oferta de cursos o carreras de las instituciones que ofrecen formación online es tan amplia como la de cualquier universidad o escuela presencial, con el valor añadido de que no están limitadas por el espacio, así que pueden tener más variedad.
  7. Inmediatez: puede que te acuerdes de lo pesados que eran los profesores del instituto para corregir los exámenes, que tardaban lo que parecían años pero en realidad eran días. Pues con la formación online ya no hace falta esperar. Al menos no tanto. 
  8. Nuevas formas de comunicación: estudiar online es posible gracias a este nuevo canal de comunicación que llamamos Internet, pero dentro de Internet han nacido tantas formas distintas de comunicación que hay todo un abanico de posibilidades por las que comunicarte con el profesor o recibir clases: videollamadas, chats, vídeos online, email…
  9. Contacto a tiempo real: estas nuevas vías de comunicación tienen como consecuencia la posibilidad de un contacto a tiempo real con docentes y compañeros. Ya no hace falta pedir cita al profesor para ir a su despacho a X hora. Podremos hablar por chats, teléfono o simplemente por mail a tiempo real.
  10. Práctica de la habilidad tecnológica: al ser un método de estudio por ordenador, gracias a la formación online acabarás por pulir tu capacidad de moverte por las redes y tus conocimientos sobre ordenadores crecerá, aunque ese no sea tu objetivo.
  11. Sin restricciones: gracias a todo lo anterior, las restricciones a la hora de estudiar están eliminadas casi por completo. No hay barreras físicas, y cada vez hay menos barreras de idiomas o de clase social.
  12. Aprendizaje personalizado. En definitiva, estudiar online permite un aprendizaje personalizado, ya que tú serás el único alumno de la clase. A pesar de que el temario será igual de general que en el resto de opciones formativas, aquí tu trato con el profesor será personal e intransferible gracias a la comunicación directa.

Ventajas de estudiar online

10 desventajas de estudiar online 

  1. Requiere autodisciplina y constancia. Una de las principales desventajas es que no te tienes más que a ti misma como última responsable de tu educación, de la entrega de trabajos y la realización de exámenes. Por eso, necesitarás de toda tu fuerza de voluntad llevar una buena organización, y cumplirla tan a rajatabla como lo harías en otras circunstancias.
  2. Soledad. En el fondo, estudiar online es una actividad muy solitaria. No socializas con tus compañeros ni con los profesores más allá de la comunicación para los estudios, y con tus compañeros ni eso.
  3. Requiere buena tecnología. A lo que llamamos buena tecnología en realidad es un ordenador decente y wifi, pero, aunque ambas cosas son cada vez más habituales en cualquier casa, no todo el mundo tiene la posibilidad de tener ordenador y wifi.
  4. Oferta de poca calidad. No toda la oferta de formación online es de calidad, y hay que andarse con cuidado para ver cuáles son buenas, cuáles son malas y cuáles son directamente estafas. Afortunadamente las estafas cada vez son más difíciles de encontrar.
  5. Impersonal. En muchas ocasiones la interacción con los profesores puede ser fría y distante, ya que no hay aula y todo lo que recibimos es su voz e imagen a través de pantallas y altavoces.
  6. No todos los campos se benefician de la formación online . Todavía no se pueden recrear ciertas instalaciones o circunstancias necesarias para estudiar carreras como medicina o algunas otras científicas, ya que requieren de prácticas en laboratorios.
  7. Problemas de prácticas. Precisamente uno de las principales desventajas de la formación online , que arrastra desde que nació, es la problemática a la hora de poder ofrecer prácticas, ya sea porque lo que se necesita es muy específico o porque carecen de espacio para juntar a los alumnos.
  8. Exámenes problemáticos. Realizar los exámenes online es una de las grandes incógnitas. De hecho, la mayoría de las instituciones obligan a sus alumnos a examinarse en sus centros. Esto no es por otra cosa que por la posibilidad de hacer el examen en casa con el temario delante.
  9. Exceso de pantalla. Al estudiar online, nos ponemos delante del ordenador durante largas horas de estudio o de ejercicios. Es, en el fondo, como si tuviésemos un trabajo de oficina. Por eso es recomendable descansar la vista y salir a la calle.
  10. Falta de control. Ya sea porque los profesores suben tanto material que es imposible leerlo o descargarlo todo debido a que se nos pasa por alto, o porque el uso del ordenador te supera, puedes sufrir de una sensación de falta de control sobre tu educación

Diferencia entre formación en línea y a distancia 

Diferencias entre formación a distancia y online

Finalmente, tenemos que responder a la pregunta de qué diferencia a la formación online de la formación a distancia.

Aunque ambas responden a una formación no presencial, en la que el alumno no va a clase al centro en cuestión, sus métodos no son los mismos. La formación online se realiza a través de campus virtuales o plataformas similares, con interacción a través de las TIC (tecnologías de información y comunicación); mientras que, la formación a distancia es una forma de estudio autodidacta que no utiliza ninguna plataforma de aprendizaje.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp