¿Cómo ser celador de hospital?
BLOG ESSAE

¿Cómo ser celador de hospital?

Si tienes vocación de ayudar y te atrae la idea de trabajar en un hospital sin poseer una titulación universitaria sanitaria, puedes considerar el trabajo de celador como una salida laboral relativamente sencilla de alcanzar.

En la Escuela Superior de Auxiliares y Expertos te ayudamos a conseguir tu objetivo gracias a nuestro curso de celador sanitario, te dará los conocimientos teóricos y prácticos que necesitas para empezar a trabajar en el hospital.

Qué estudiar para ser celador

Como ya hemos comentado, el trabajo de celador resulta fundamental para que todo funcione correctamente en un hospital. Para lograr a serlo debes estudiar. Gracias a estos cursos vas a recibir la formación teórica y práctica que necesitas para poder desarrollarte profesionalmente en hospitales, clínicas o residencias geriátricas.

Dentro de las funciones que aprenderás en estos cursos se encuentran las del traslado del paciente y las técnicas de movilización, además de la información y la atención al público, la asistencia al personal de enfermería, la preparación de la mesa quirúrgica o el traslado de materiales y documentación entre muchas otras.

Dependiendo de las tareas que se le asignen existen diferentes tipos de celador. Por un lado, están los celadores que tienen contacto directo con los pacientes, como pueden ser los celadores de urgencias o de quirófano. Por otro lado, están los celadores en los ambulatorios o en ambulancias, pero también hay otro tipo de celador que se encuentran en el almacén, la lavandería o en administración.

Todos ellos juegan un papel muy importante y deben de estar bien preparados para desarrollar su trabajo correctamente. Por eso, tener una buena formación es fundamental y elegir el mejor curso es muy importante. En ESSAE te ofrecemos un curso diseñado e impartido por expertos, lo que te asegura que vas a recibir la mejor formación para las funciones que desempeñarás en todas las áreas sanitarias.

Requisitos para ser celador

Para realizar un curso de celador sanitario no hace falta tener un título educativo en concreto, por lo que puedes acceder al curso que quieras hacer para recibir todos los conocimientos necesarios. Gracias a ello podrás optar a un puesto de trabajo como celador con la mejor preparación.

Además de tener los conocimientos teóricos y prácticos, para poder trabajar en instituciones sanitarios necesitas unas características físicas y psicológicas. Por ejemplo, es importante que seas una persona empática y que sea capaz de ponerse en el lugar del paciente para poder identificar sus necesidades.

Debes tener calma y tranquilidad ante las situaciones que puedas vivir y tener unas habilidades de comunicación buenas para tratar con el personal del centro y los pacientes.

La forma física también es importante para poder transportar al enfermo y movilizarlo cuando sea necesario.

Para ser celador de hospital, al igual que de cualquier otra institución, tienes dos opciones:

1-Presentarte a las oposiciones que se convocan para los hospitales públicos.

Los hospitales necesitan celadores para su correcto funcionamiento por eso la oferta de plazas para el sector público es bastante extensa y son frecuentes las convocatorias de oposiciones en todo el territorio nacional.

Otras razones que pueden animarte a preparar las oposiciones a celador es que los requisitos son muy básicos, basta con poseer el título de la ESO o equivalente.

Además, el temario que hay que prepararse no es complicado ni amplio. Sin duda, es una buena opción si lo que buscas es un trabajo estable con las ventajas de ser un funcionario.

2-Presentarte a los procesos de selección que convocan los hospitales privados.

A diferencia del sector público donde prima la nota de los exámenes, en este caso, conseguir la plaza de celador en un hospital privado va a depender esencialmente del currículum que puedas presentar, en definitiva, de tu experiencia laboral y de tu formación.

 

¿Necesitas más méritos?

Si apenas tienes méritos y quieres aumentar tus posibilidades de conseguir plaza, conviene que realices algún curso de celador.

Como aún no existe una formación reglada de celador, los hospitales y centros privados, así como la administración pública valoran los cursos específicos que estén relacionados con las funciones que desarrolla un celador.

Estos cursos, online o presenciales, además de prepararte para desempeñar con soltura las tareas que tiene un celador en un hospital, serán esenciales para mejorar tu currículum y destacar por encima de tu competencia.

¿Qué tipo de formación necesitas para ser celador de hospital?

Los celadores son personal no sanitario que está al servicio de las instituciones sanitarias y tienen definidas unas funciones determinadas.

Así que el curso de celador que elijas, sea online o presencial, debe facilitarte el aprendizaje de las  funciones básicas que vas a desempeñar.

Entre las tareas habituales del celador están las de:

– Trasladar y movilizar a los pacientes

– Higiene y aseo del paciente

– Desinfección y esterilización del material instrumental

– Recogida de muestras biológicas, traslado de documentación, entre otras funciones.

En principio, como futuro celador de hospital, estudiarás todas las tareas, pero posteriormente te podrás especializar, según tus preferencias (urgencias, administración, quirófano,…)

Prácticas, más cerca de tu primer empleo como celador de hospital

Además de la formación, la experiencia es imprescindible para lograr la plaza deseada, tanto en el ámbito privado como en los concursos de méritos de las oposiciones de los hospitales públicos.

Pero si estás empezando en este sector, conseguir tu primer empleo puede que no te resulte sencillo.

Por ello, a la hora de decidirte por un curso de celador conviene que, junto con la formación teórica, te oferten prácticas profesionales en hospitales, clínicas o residencias con el fin de completar la formación que te capacite como profesional

Además, suponga tu primera experiencia como celador que ya puedes incluir en tu currículum de cara a tener más opciones en los procesos de selección.

Actitudes de un buen celador de hospital

Ya hemos visto que para ser celador de hospital hay que tener una buena formación, acceso a prácticas y experiencia profesional.

Pero al margen de estas aptitudes, existe una serie de actitudes y habilidades que, aunque no muestres en tu currículum vitae, son básicas para desempeñar correctamente tu labor de celador en un hospital.

Puedes hacer un autoanálisis para saber si las posees todas o si, por el contrario, debes intentar fomentarlas. Sea cual sea el resultado, debes tenerlas en cuenta porque también son importantes si quieres ser un buen celador:

1- Empatía. Es decir, que seas capaz de percibir los sentimientos y emociones e incluso ponerte en el lugar de los pacientes. De esta manera serás un gran apoyo para ellos y les ayudarás a llevar mejor la situación que estén atravesando.

2- Templanza. En un hospital se suceden todo tipo de situaciones, algunas realmente estresantes, sobre todo en urgencias. Sea cual sea la situación que estés atravesando debes transmitir sensación de templanza y serenidad para que no cunda el pánico entre los que están a tu alrededor.

3- Comunicación. Los familiares, los propios pacientes, el personal sanitario… todos pueden pedirte información o ayuda en un determinado momento.

Saber escuchar y transmitir los mensajes justos y adecuados es una gran habilidad que sabrán valorar allí donde vayas.

4- Vocación de ayudar. En definitiva, el celador es una figura de apoyo y ayuda para que el funcionamiento del hospital sea adecuado. Si eres una persona predispuesta a ayudar a los demás, este trabajo es para ti.

Si estás convencido de que reúnes todas las características para trabajar en un hospital, es el momento de elegir tu curso de celador.

Esta decisión es importante, no la tomes a la ligera porque tras realizar las prácticas profesionales podrás elegir si vas a buscar trabajo en el sector privado o si prefieres preparar oposiciones para las instituciones públicas.

Sea cual sea tu camino, esta formación será la base de tu futuro laboral.

 

Salidas profesionales de los cursos de celador

Al finalizar tu formación como podrás optar a diferentes puestos de trabajo en hospitales y clínicas privadas o públicas, así como instituciones geriátricas o consultas privadas.

Los cursos  que impartimos en ESSAE te dan la oportunidad de salir perfectamente preparado gracias a las 200 horas de prácticas que incluyen. Gracias a ellas vivirás en primera persona el trabajo y adquirirás la experiencia que necesitas.

Por que sabemos que no es una decisión fácil, pero nosotros te lo ponemos fácil. Nos comprometemos a convertirte en un profesional de éxito en tu sector y es por ello que para nosotros lo más importante son las prácticas que te garantizamos por contrato.

Si estás interesado en conseguir un trabajo como celador, no dudes en consultar nuestro curso principal de Celador en Instituciones Sanitarias . También pueden interesarte otros cursos relacionados como son Celador con especialidad Administrativa, la especialidad en Urgencias o si quieres llegar más allá, la oposición a Celador. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

CURSOS RELACIONADOS

Celador en Instituciones Sanitarias

Celador especializado en administración

Celador especializado en urgencias

Máster técnico celador especializado


ARTÍCULOS DE INTERÉS

CURSOS RELACIONADOS

Celador en instituciones sanitarias

(+ info)

_______

Celador con especialidad en funciones administrativas en centros sanitarios

(+ info)

_______

Celador con especialidad en el área de urgencias

(+ info)

_______

Máster Técnico Celador

(+ info)

Abrir chat
Escríbeme y te ayudo
Hola, chatea con nosotros