Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
¿Necesitas más información?
91 315 39 55

Qué es el entropión y cómo tratarlo

Una de las patologías palpebrales congénitas mas frecuentes

Qué es el entropión y cómo curarlo

El entropión es una de las patologías palpebrales congénitas mas frecuentes. Consiste en una inversión del párpado hacia la superficie ocular. Esta inversión puede producirse en la totalidad del párpado o afectar únicamente a una porción. A su vez, puede verse afectado el párpado superior, el inferior, o incluso ambos.

Niveles de entropión

Podemos encontrar diferentes grados de entropión:

  • Leve: cuando el margen está invertido unos 45 grados.
  • Moderado: cuando el margen se invierte unos 90 grados.
  • Marcado: cuando esa inversión es casi de unos 180 grados.

Esta patología afecta principalmente a animales de las razas Shar Pei,
Rottweiler, Chow Chow, Bulldog Inglés, Mastín napolitano, Dogo de Burdeos, Labrador Retriever, entre otras, debido a que presentan una piel más laxa y acumulan grasa en el tejido subcutáneo. Esta característica hace que el párpado sea más flexible y pueda enrollarse fácilmente hacia la superficie de la córnea.  Otros factores que pueden condicionar la aparición de un entropión son la conformación del cráneo, la anatomía orbital y la cantidad y pliegues de la piel facial alrededor de los ojos.

La córnea es la parte más externa del ojo, es transparente, lisa, tiene forma de cúpula y es avascular, es decir, no tiene vasos sanguíneos. La córnea es indispensable para enfocar la luz que llega al globo ocular y cumple una importante función de protección, actuando como barrera química y mecánica del medio externo.

La posición invertida del párpado provoca una fricción constante de las pestañas y el pelo del párpado contra la córnea. Esta fricción continua produce una irritación en la córnea que cursa con epifora (lagrimeo constante), blefarospasmo(parpadeo constante e involuntario por dolor) y enoftalmos (desplazamiento del globo ocular hacia el interior de la órbita). En casos crónicos se acompaña de aumento de vascularización de la conjuntiva, dando signos de conjuntivitis, y se producen daños en la córnea como edema, granulación, pigmentación, secuestro y ulceración.

Cómo diagnosticar el entropión

Para el diagnóstico nos ayudamos de las evidencias clínicas, la raza y los antecedentes. Debemos explorar al animal sin sujetarlo para poder valorar el grado de entropión, sobre todo no debemos sujetarle demasiado del pliegue nucal, ya que la tracción sobre el tegumento puede evertir el entropión.

Es importante hacer un diagnóstico diferencial con la triquiasis(crecimiento anómalo de las pestañas en dirección al globo ocular)  y distiquiasis (crecimiento ectópico de pestañas en zonas no habituales del borde palpebral). Estas patologías cursan con los mismo signos que el entropión, por lo que en la exploración, debemos prestar especial atención a las pestañas.

El tratamiento variara en función del grado de entropión que presente el animal. En los casos más leves basta con utilizar lubricantes tópicos para proteger la córnea. Deben aplicarse de manera regular a lo largo del día.

Si tenemos un caso de entropión en un cachorro, por ejemplo un Shar Pei, debemos ir valorando al animal en meses sucesivos, ya que en ocasiones, el crecimiento del cráneo conforme el animal va adquiriendo la talla de adulto puede hacer que la piel se tense y llegue a disminuir el grado de entropión e incluso corregirse. Si ese cachorro menor de 6-8 meses presenta un grado marcado de entropión, podemos colocar unas suturas temporales de sujeción o grapas que estiren la piel del párpado y produzcan su eversión, para prevenir las lesiones corneanas.

Cómo se corrige el entropión

El entropión marcado siempre debe ser corregido quirúrgicamente cuando existen lesiones corneales.

La cirugía consiste en retirar el exceso de piel del párpado para evitar que este se enrolle. Hay diferentes técnicas según el margen palpebral afectado. Debe llevarse a cabo por un cirujano experimentado, ya que si retiramos un exceso de piel podemos provocar el efectocontrario, un ectropión, es decir, una eversión del párpado hacia el exterior, dejando a este más expuesto  frente a agresiones externas.

Para poder ajustarnos con más precisión a la cantidad de piel que debemos retirar podemos ayudarnos de los siguientes trucos:

En las lesiones antiguas los pelos del párpado entrópico están cubiertos
con un moco de color marrón blanquecino. Esto permite al cirujano marcar esa zona donde hacer la primera incisión. Después se realizara otra segunda incisión en forma de banana más caudal a la primera incisión.
Podemos ayudarnos también del pulgar, aplicando presión digital sobre la piel del parpado adyacente al margen del entropión y se tracciona hacia abajo hasta dejar expuesto el margen libre del parpado. La distancia que se mueve el dedo para evertir el párpado corresponde a la porción más ancha de la piel a retirar. Después de realiza una segunda incisión de forma elíptica uniendo los extremos de la primera incisión.

Podemos tomar una cantidad concreta de piel del párpado con una pinza Allis hasta que el párpado quede en su posición normal. El tejido cutáneo resultante se quita cortándolo con tijera.

La incisión se cierra mediante puntos simples, separados unos 2mm, con material no absorbible y nunca debe superar los 5-0. Primero colocamos los puntos en las zonas laterales y después se va cerrando el resto de la incisión. Los bordes de la incisión deben unirse con cuidado, de modo que ninguna parte de un borde permanezca visible. Los nudos de la sutura deben quedar lo más alejado posible del borde palpebral y podemos colocar una pequeña tira de esparadrapo en los cabos de la sutura para que cuelguen por efecto de la gravedad y no contacten con la cornea.

En el postoperatorio es normal que el párpado esté inflamado. Debemos llevar a cabo unas sencillas curas a base de lavados con suero fisiológico y aplicaremos ungüentos antibióticos de manera local cada 8 horas. Prestaremos especial atención al manejo posoperatorio del dolor, pudiendo utilizar colirios con atropina al 1% y antiinflamatorios y analgésicos sistémicos. Es muy importante poner un collar isabelino al animal para proteger la zona de arañazos, golpes, etc. Las suturas son retiradas a los 10 días de la cirugía.
El pronóstico es bueno siempre y cuando la técnica quirúrgica haya tenido éxito. En los casos de lesión corneal severa el pronóstico es reservado hasta que la cornea haya cicatrizado. Para prevenir esta patología conviene no utilizar a los animales afectados como reproductores.

¿Te gustaría trabajar como auxiliar veterinario?

En ESSAE encontrarás la formación que necesitas para convertirte en ATV (ayudante técnico veterinario). Con nuestros cursos de veterinaria podrás iniciarte en el mundo de las clínicas de animales o especializarte en lo que más te interese.