Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
¿Necesitas más información?
91 315 39 55

Cuánto vive un gato

Historia y curiosidades felinas

Cuánto vive un gato

El gato o gato doméstico pertenece a la subespecie Felis silvestris catus, mamífero carnívoro de la familia Felidae. El gato convive de manera cercana al ser humano desde hace uno 9500 años, formando parte importante de mitologías y leyendas de civilizaciones antiguas como la egipcia, china, japonesa y escandinava.

El gato en la historia

El gato se ha convertido en uno de los animales de compañía más populares en todo el mundo. Se cree que la domesticación del gato tuvo lugar en Egipto, ya que en 2004 se hallaron restos de un gato en una tumba junto a restos humanos, por lo que se estima el comienzo de esta relación en unos 7500 a 7000 años a.c. Probablemente el inicio de esta relación tuvo lugar con la aparición de la agricultura, donde los humanos almacenaban los cereales, atrayendo a ratas y ratones y a su vez a los gatos.

En Egipto se les consideraba como animales sagrados, practicándoles incluso la momificación. En la Edad Media se los asociaba con hechizos, brujería y mala suerte, ya que convivían estrechamente con las llamadas Brujas de esa época.

Sin embargo, hoy en día, nuestros felinos son el animal de compañía más popular, gracias a su carácter sociable, a que se habitúan muy rápidamente a un ambiente en cautividad y mantenerlos es relativamente barato y sencillo.

Cuánto vive un gato es una pregunta que nos hacen muy a menudo en la consulta veterinaria. Desgraciadamente no podemos dar una respuesta certera, ya que estamos hablando de un ser vivo, en el que la esperanza de vida depende de muchos factores que iremos comentando a lo largo de este articulo.

Factores de la vida del gato

Quizás uno de los factores más importantes sea el tipo de vida del gato, es decir, si es un gato de interior, si sale a la calle esporádicamente o si se trata de un gato callejero sin propietarios.

Obviamente un gato callejero en libertad se encuentra expuesto a múltiples peligros, como por ejemplo, atropellos, ataques de otros animales, falta de agua y alimento, envenenamientos, multitud de enfermedades infecciosas y parasitarias, exposición a frio, lluvia, calor, peleas entre gatos de una comunidad, enfermedades gestacionales y distocias en hembras…

Por lo general estos gatos callejeros tienen una esperanza de vida más corta, que ronda unos 4 o 5 años de media en la etapa adulta. También cabe señalar que la mortalidad de los gatitos recién nacidos hasta los primeros 3 o 4 meses de vida es muy alta, casi del 75%.

Sin embargo, los gatos que viven en interior o gatos domésticos a penas se enfrentan a dichos peligros. Viven en ambientes tranquilos, con escasa o ninguna competencia con otros animales, tienen agua y alimento a su disposición, no están expuestos a la intemperie y suelen estar vacunados y desparasitados. Así pues el tipo de vida que podamos ofrecer a nuestro gato va a influir directamente en su esperanza de vida y que nuestro animal viva más o menos años.

Otros factores importantes a la hora de aumentar la esperanza de vida de nuestro gato doméstico son:

Programas de vacunación y desparasitación:

Si tenemos a nuestro gato correctamente vacunado y desparasitado podremos prevenir enfermedades tan graves y mortales como la leucemia felina (Felv), la inmunodeficiencia felina (FIV), la Peritonitis infecciosa felina (PIF), la panleucopenia felina… y otras que mermarían en gran medida la salud del gato como pueden ser infestaciones parasitarias por Dypilidium, Isospora, pulgas, garrapatas, ácaros, hongos dermatofitos…

Una correcta alimentación:

Es de vital importancia que nuestro gato disponga de una dieta que le aporte todos los nutrientes necesarios para un desarrollo óptimo de sus funciones vitales. Podemos optar por piensos comerciales o por proporcionarle a nuestro animal una dieta casera. En cuanto al punto de vista práctico para el propietario y para asegurarnos de que estamos aportando una dieta equilibrada, lo mejor será optar por un pienso comercial. En ese caso debemos prestar atención a la calidad de las materias primas con las que esta fabricado dicho pienso e intentar buscar una dieta rica en proteínas y carbohidratos de fácil asimilación y suplementados con vitaminas y minerales.

Si por el contrario, optamos por una dieta casera, probablemente nuestro gato pueda tener alguna carencia vitamínica o mineral, ya que muchos de los alimentos, una vez cocinados, pierden dichas sustancias. Tampoco debemos dar alimentos crudos a nuestros gatos (verduras, carnes, pescados), ya que pueden perpetuar ciclos biológicos parasitarios y ser posibles transmisores de enfermedades zoonóticas (Toxoplasmosis, quiste hidatídico…)

Esterilización temprana:

En gatos domésticos dónde el propietario no tenga intención de criar o si únicamente tenemos un gato en casa, ya sea macho o hembra, lo más conveniente es realizar una esterilización temprana. Con ello podemos evitar patologías mortales como una piómetra (infección uterina), tumores mamarios malignos, embarazos psicológicos…en las hembras. En los machos podemos evitar enfermedades prostáticas, tumores testiculares, problemas de ansiedad y agresividad, etc.

Programa de medicina preventiva y chequeo geriátrico en la clínica veterinaria:

Cuando un gato pasa de los 8 años se considera que ha llegado a su etapa madura y es el momento en el que pueden surgir problemas asociados a la edad. Es en este momento cuando debemos prestar especial atención a la aparición de cualquier cambio en su rutina y comportamiento, síntomas de cualquier tipo que nos hagan sospechar de que nuestro gato pueda estar desarrollando alguna patología. Para poder prevenir patologías o incluso atajarlas a tiempo es conveniente realizar un chequeo anual y así poder prologar la esperanza de vida de nuestro gato.

Una vez vistos los factores que pueden influir en cuánto vive nuestro gato, si podemos decir que, de media, un gato doméstico bien alimentado y atendido puede rondar los 12 o 15 años de vida.

La esperanza de vida de los gatos depende en gran medida de la atención sanitaria que reciben. Es por eso que las visitas al veterinario influyen de manera determinante en la prevención y curación de enfermedades.

¿Te gustaría trabajar como auxiliar en una clínica veterinaria? Con nuestros cursos de veterinaria podrás formarte para comenzar tu carrera profesional asistiendo a médicos veterinarios, o especializarte en diferentes áreas que sean de tu interés, a través de un máster en veterinaria o el curso de especialización en cirugía veterinaria, etología y acercamiento al adiestramiento animal.

Sonia Álvarez de Pablo

Docente Área Veterinaria Essae Formación