Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
¿Necesitas más información?
91 315 39 55

Aromaterapia aplicada a los deportistas

Técnicas holísticas para deportistas

Aromaterapia aplicada a los deportistas

Cuando hablamos de aromaterapia nos estamos refiriendo a una técnica holística, es decir, que su función la realiza de manera generalizada sobre nuestro organismo.

Es una de las técnicas sobre las que podrás profundizar en nuestros cursos de terapias manuales y que podrás aplicar trabajando como auxiliar de fisioterapia o como técnico en quiromasaje

Qué es la aromaterapia

La aromaterapia se basa en las propiedades terapéuticas que tienen los aceites esenciales sobre los diferentes sistemas de nuestro cuerpo. La recuperación que se produce en nuestra salud se produce a nivel físico, emocional y mental, proporcionando de esta manera una sensación de bienestar general.

Los aceites esenciales se deben extraer de plantas aromáticas. Cada una de estas plantas tiene unos aceites esenciales que la caracterizan y que se pueden extraer de distintas partes de la planta, siendo en algunos casos utilizadas las flores (principalmente sus pétalos), en otros casos sus tallos, sus hojas e incluso sus raíces o sus frutos, yemas o semillas.

Al utilizarse diferentes partes  de la planta para la obtención de los aceites esenciales se deberán tener en cuenta diferentes factores, tales como la época del año (teniendo en cuenta la floración, la fructificación o la caída de la hoja), ya que el contenido de aceites esenciales puede variar  o incluso puede ser inexistente.

Formas de obtención de aceites esenciales

Existen diferentes métodos de extracción de los aceites esenciales, dependiendo de dónde se encuentren las glándulas secretoras. Los principales se clasifican en cuatro tipos:

  • Destilación
  • Maceración
  • Expresión
  • Extracción

Atendiendo a sus propiedades, estos aceites se clasifican en:

  • Florales
  • Cítricos
  • Resinas
  • Tallos
  • Hojas

Tipos de aceites para el deporte

Dentro de los aceites utilizados por los aromaterapeutas, podemos encontrar algunos aceites específicos que pueden ser empleados para preparar los músculos para la realización de un entrenamiento o actividad física intensa, puesto que algunos de ellos producen calor e hiperemia, y de esta manera atrayendo oxígeno y nutrientes, necesarios para el metabolismo muscular que se producirá durante la práctica deportiva.

Asimismo, existen otros aceites esenciales que serán de utilidad en la aplicación post deportiva porque ayudarán a conseguir una recuperación del tejido muscular y ayudarán a la evacuación de las sustancias de desecho producto de las reacciones catabólicas que se producen en las contracciones musculares. Estos aceites son los que tienen como principal característica que son regeneradores, descongestivos y antiinflamatorios, además de todos aquellos que pueden resultar analgésicos.

Recomendaciones para deportistas

De los tipos de aceites anteriormente mencionados, los aceites florales, son los se suelen recomendar como regeneradores celulares, y tienen propiedades que los hacen excelentes para combatir también la fatiga mental y emocional. Por lo que la recomendación en el deporte es en las técnicas de masaje deportivo post-competición.

Como esencias florales características podemos resaltar las siguientes:

  • Manzanilla
  • Ylan-Ylang
  • Lavanda
  • Geranio

Las más utilizadas en el deporte son la de manzanilla y lavanda.

Los aceites esenciales cítricos son reconocidos como antisépticos, detoxificantes y energizantes. Son usados frecuentemente en tratamientos antiedematosos y como vigorizantes antes de la práctica deportiva.

Los aceites esenciales cítricos se extraen de los frutos de determinadas plantas, destacando:

  • Naranja
  • Limón
  • Bergamota
  • Lima
  • Mandarina

Las resinas se suelen usar en combinación con los aceites esenciales cítricos, para ayudar a sanar inflamaciones y además tienen acción rejuvenecedora y regeneradora, por lo que se utiliza en el tratamiento post-deportivo.

Entre las resinas más utilizadas destacan la mirra y el incienso.

Los aceites extraídos de tallos son aceites que ayudan a tonificar y a suavizar la piel. Se pueden usar por lo tanto para preparar el músculo para la práctica deportiva. Pero si se combinan con aceite de tomillo, cedro o clavos de olor, puede tener acción relajante, por lo que estarían indicadas en tratamientos post-deportivos.

Como ejemplos de este tipo de esencias podemos encontrar:

  • Romero
  • Artemisa
  • Lavanda
  • Canela
  • Eneldo
  • Menta

Otros aceites esenciales se extraen de las hojas como el pachuli, la albahaca, la mejorana, el hinojo, la salvia, el orégano, la menta y el romero. Estos aceites son aceites que contribuyen al balance emocional, por lo que están recomendados en los tratamientos post-deportivos para calmar a nivel psicológico.

Formas de administración en el deporte

Existen distintos métodos de administración de los aceites esenciales, entre ellos encontramos los masajes terapéuticos, que en el caso de los deportistas pueden ser en forma de masaje deportivo, teniendo en cuenta que existen a su vez distintos tipos de masaje deportivo dependiendo del momento en el que se realiza con respecto a la práctica deportiva.

Así encontramos el masaje deportivo pre-competición, masaje durante la competición y masaje post-competición.

Algunas de las combinaciones más utilizadas para la aplicación de masaje deportivo son:

Masaje pre-competición

Como tonificante muscular podemos utilizar una mezcla de aceite base, aceites de pimienta negra, lavanda y melisa.

Masaje durante a competición y post-competición

Para los dolores musculares se podrían utilizar, aceites de eucalipto, romero, salvia, manzanilla, enebro, lavanda y ciprés, diluidos en aceite base.

En caso de calambres musculares, la combinación de mejorana y albahaca, disueltos en aceite resulta muy eficaz.

Además de aplicarlo por medio de maniobras de masaje, se pueden emplear en métodos de inhalación como pueden ser en saunas y baños turcos (como por ejemplo el aceite de eucalipto); mediante vaporizaciones, en baños aromáticos o mediante la aplicación de compresas impregnadas de los mismos.

Antes de la utilización de estos aceites esenciales es necesario seguir unas recomendaciones, entre las que caben destacar las siguientes:

  • Es necesario realizar una prueba de alergias.
  • En caso de haber sufrido ataques epiléticos, es necesario consultar al médico si se pueden utilizar estos aceites.
  • No se deben aplicar los aceites esenciales puros directamente sobre la piel. Es necesario diluirlos en otros aceites base como son los aceites de almendras, de trigo o de argán.
  • Se suelen diluir en una proporción de diez mililitros de aceite esencial por cada cincuenta de aceite base.
  • No se deben tocar los ojos u otras mucosas tras la utilización de aceites esenciales.
  • Si se utilizan aceites esenciales cítricos no se deben exponer después al sol, puesto que se pueden sufrir hiperpigmentaciones.