ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Urgencias dentales, ¿qué debemos hacer?

A todos no da pereza ir al dentista e intentaremos posponerlo lo máximo posible. Según la OMS las urgencias son aquellos casos donde nuestra lesión o problema no hace peligrar nuestra vida, pero es de la suficiente gravedad como para no posponer el tratamiento más de seis horas.

¿Qué se considera una urgencia dental?

Si estamos estables y fuera de peligro, pero tenemos una lesión o dolencia de gravedad considerable, estamos ante un urgencia. Para entendernos, son casos en los que está totalmente justificado acudir a nuestro odontólogo sin cita previa.

La urgencia dental más común es el dolor de muelas, cuando es de gran intensidad y no cesa ni aun por la acción de analgésicos ni antiinflamatorios. También entran en este grupo los llamados flemones: acumulaciones de pus que se forman en la zona de las encías y causan mucho dolor. Por último, entran en este grupo los golpes que causan la pérdida de dientes o partes de los mismos.

Urgencias odontológicas

¿Qué hacer en caso de urgencia o emergencia dental?

Como en cualquier lesión, actuar correctamente o no cuando tenemos un accidente o dolencia en la boca va a ser lo que decida nuestro tiempo de recuperación, la cantidad de dolor que tendremos que soportar e incluso si los daños serán permanentes. Por ello, es muy importante mantener la calma y así poder tomar las mejores decisiones.

Para asegurarnos de que sepáis que hacer en cada caso os dejamos un listado de las urgencias dentales más frecuentes y cómo actuar en cada una:

  • Dolor de muelas: llama a tu dentista y pide cita para que limpie o extraiga la muela. Evita alimentos y bebidas frías, duras o dulces.
  • Aflojamiento, fractura parcial y pérdida total del diente tras un golpe: acude cuanto antes a tu dentista, el arreglo será mejor cuanto menos tiempo pase. Contén la inflamación aplicando hielo en la zona afectada e intenta conservar el diente o parte de diente caída.
  • Absceso: dado el origen bacteriano de esta dolencia, lo mejor es intentar que te receten antibióticos y así acabar con el dolor y la infección.
  • Mordedura en lengua o labio: depende de la gravedad. Intenta detener la hemorragia presionando la herida. Si no lo consigues o ves que el corte es muy profundo, debes acudir al hospital sin tardar.
  • Heridas debidas a la ortodoncia: es muy común que las ortodoncias dejen alambres sueltos que se claven en las encías. Tapa las puntas con cera o con gasas y acude al dentista para que elimine los alambres.

Conviértete en el mejor profesional

Si lo tuyo es la odontología y quieres saber cómo formarte en la profesión, confía en ESSAE y en su curso de Auxiliar de Odontología con Especialización en Cirugía.  

En él aprenderás temas como la anatomía dental, la nomenclatura profesional y muchos trucos y consejos de nuestros docentes totalmente formados. 

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp