ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Caries y dientes de leche: ¿cuándo tratar esta afección?

Los dientes temporales, también conocidos como dientes de leche, surgen, aproximadamente, a los seis meses de edad. Cuando los pequeños tienen seis años, estas piezas comienzan a caerse por los dientes definitivos, esto ocurre hasta los doce años cuando se suele caer el último diente de leche.

Durante estos años, los dientes de leche deben tener un buen estado ya que son los encargados de hacer que el niño mastique y digiera los alimentos. Al igual que las piezas definitivas, son propensos a tener caries; por eso, es necesario tratar de prevenir estas infecciones.

4 razones que explican por qué es necesario tratarlas

Las caries deben tratarse desde su primer síntoma para que la infección no vaya a más. Un mal tratamiento, o tardío, de estas infecciones dentales puede derivar en otros problemas de salud.

Tratar las caries en los dientes de leche

  1. Problemas en el diente permanente: cuando se sufre una caries en un diente de leche puede concluir en algún daño en la pieza definitiva, manchas o caries.
  2. Problemas de salud: como se tiene un foco de infección de manera continuada en la boca, pueden surgir una serie de complicaciones y problemas.
  3. Cambios en la alimentación de los pequeños: al provocar molestias y dolor, el niño puede decidir no comer.
  4. Alteraciones en la masticación: la caries puede sobrecargar el resto de la articulación, lo que puede derivar en una mala masticación.

Cómo tratar las caries en dientes de leche

Lo primero que hay que hacer es una radiografía periapical, intraoral, de la zona para, así, valorar el tratamiento a seguir. Esto nos permite analizar:

  • Cuánta raíz queda en el diente de leche; es decir, cuánto tiempo va a continuar en la boca del pequeño.
  • Lugar al que llega la caries: así se puede determinar si hay que realizar un empaste, una pulpotomía, similar a las endodoncias, o la extracción del diente.

¿Cómo prevenir las caries en los dientes de leche?

Para prevenir el surgimiento de caries en los dientes de leche es imprescindible que los niños no se pasen comiendo dulces ni bebidas con azúcares; también se debe evitar el exceso de pizza, pan y demás.

Del mismo modo, hay una serie de alimentos que ayudan a prevenir estas infecciones; los alimentos crudos y ricos en fibra favorecen la secreción salival cuya función es autolimpiar la boca y frenar la formación de la placa bacteriana.

En lo relativo a la higiene, hasta el primer año de edad es recomendable limpiar los dientes con un cepillo pequeño, o una pequeña gasa, con un poco de pasta con flúor. A partir de los tres años, habría que aumentar un poco la cantidad de pasta y es recomendable utilizar un cepillo de cabezal pequeño y suaves cerdas.

Prevenir caries en los dientes de leche

Además, se recomienda no dejar dormir al pequeño con un biberón de leche y no mojar el chupete en azúcar.

¿Cuándo acudir al dentista?

Según los expertos, lo más recomendable es acudir al dentista desde el nacimiento del bebé para evitar cualquier anomalía. Una vez han surgido los primeros dientes, es necesario hacer visitas periódicas al dentista y al pediatra; visitas que deben mantenerse durante toda la infancia y adolescencia.

Consecuencias de caries en dientes de leche

A diferencia del resto del cuerpo humano, los dientes no se regeneran por sí solos en ningún momento de nuestra vida. Por eso, es necesario cuidar nuestra boca para prevenir posibles caries.

La detección precoz es elemental para evitar que el problema vaya a más. Cualquier infección en el diente de leche que avance por la raíz puede crear una bolsa de pus que afectará a la pieza permanente.

Como consecuencia de ello, en muchas ocasiones los dientes definitivos surgen con manchas, lesiones o malformaciones.

Tratamiento de las caries en los dientes de leche

Lo primero que hay que analizar es la raíz que le queda al diente. Si queda poco tiempo para que este se caiga, podemos dar al paciente un antibiótico y optar por extraer la pieza. Por otro lado, si queda bastante tiempo, pueden utilizarse distintos tratamientos.

  • Caries pequeña: si no llega a afectar al nervio, se puede hacer un empaste o reconstrucción.
  • Caries pequeña que ha llegado al nervio: se hará una pulpotomía, una tratamiento similar a la endodoncia en adultos.
  • Caries grande: se extrae el diente y se coloca en su lugar un mantenedor de espacio para evitar que el hueco se cierre.

¿Cómo puedo evitar que un niño tenga caries?

Para prevenir que un pequeño tenga caries en un diente de leche, es necesario evitar una serie malos hábitos.

  • Chupetes mojados con sustancias dulces.
  • Desayunos con comida industrial y alto contenido de azúcares.
  • Poca higiene dental.
  • Alimentos dulces como el chocolate.
  • Escaso nivel de flúor.
  • No acudir al dentista para revisar el estado de salud de los dientes del pequeño.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp