¿Qué es la medicina estética? - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

¿En qué consiste la medicina estética?

No debemos confundir medicina estética con cirugía estética o plástica, especialidades en las que se llevan a cabo procedimientos de cirugía mayor y en las que, normalmente, el paciente debe permanecer hospitalizado tras la intervención.

 La medicina estética no pretende cambiar nuestra fisionomía o estructura, o frenar el envejecimiento. Su objetivo es que, aunque envejezcamos, lo hagamos conservando nuestros rasgos fisonómicos originales. Esta nos ayudará a recuperar ciertos aspectos de nuestra belleza que se han ido perdiendo con el paso de los años, lo que con total seguridad, repercutirá en nuestro bienestar y salud.

¿Qué es exactamente la medicina estética?

Debemos ser conscientes de que la medicina estética no es magia, y por tanto, los resultados, por norma general, se irán vislumbrando de manera progresiva.

No cualquier médico, por el hecho de serlo, puede llevar a cabo las técnicas asociadas a la medicina estética. Lo mismo ocurre con los auxiliares de medicina estética, que han de ser profesionales formados en esta especialidad a través de un curso de ayudante de estética. Este campo de la medicina, al igual que el resto, requiere de una formación especializada.

 

Tratamientos de Medicina Estética

Dentro de la medicina estética, podemos distinguir entre tratamientos corporales y faciales.

Los procedimientos corporales están destinados, sobre todo, a la remodelación de la silueta y la mejora del estado de nuestra piel. Algunas de las técnicas más utilizadas son:

  • Mesoterapia: se trata de una técnica en la que, por medio de la aplicación de microinyecciones con una serie de sustancias destinadas a disminuir la celulitis, la grasa localizada o la flacidez, mejora notablemente el aspecto de la piel.
  • Radiofrecuencia: este procedimiento consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel, lo que causa el calentamiento de las distintas capas de la dermis y, como consecuencia, se produce un drenaje linfático, se genera mayor cantidad de colágeno y mejora la circulación.
  • Intralipoterapia: se trata de inyectar pequeñas dosis de ácido desoxicólico en aquellas zonas del cuerpo que presenten una acumulación de grasa localizada, lo que provoca la ruptura de los tejidos grasos que se eliminarán, posteriormente, por medio del sistema linfático.
  • Carboxiterapia: es una técnica en la que, por medio de pequeñas infiltraciones de gas dióxido de carbono, se consigue disminuir la flacidez de la piel, la celulitis y la grasa localizada.
  • Ondas de choque: se trata de un procedimiento en el que, a través de vibraciones (con su aparatología correspondiente), se transmiten ondas acústicas de pulso único con un pico de energía muy elevado, consiguiendo la ruptura de los nódulos de grasa que son causantes de la existencia de la celulitis.
  • Hilos tensores: es un método cuyo objetivo es disminuir la flacidez de determinadas partes del cuerpo, como son muslos y brazos. Mediante el uso de unos hilos específicos reabsorbibles, que actúan como soporte del tejido, se consigue un efecto de lifting en la zona a tratar.
  • Ozonoterapia: consiste en la utilización de ozono médico y oxígeno, que se inyectará en nuestra piel a través de pequeñas punciones, para mejorar la circulación y la oxigenación de la sangre. Además, reduce el colesterol, los triglicéridos y ayuda a la mejor calcificación de los huesos, entre otros beneficios.
  • Escleroterapia: es un tratamiento utilizado para eliminar las venas varicosas y “patas de araña”. A través de una inyección directa sobre la vena afectada, se infiltra una solución esclerosante destinada a su eliminación.
  • Luz pulsada: se trata de la aplicación de una luz similar al láser, de alta intensidad y frecuencia de pulsos, que favorece el rejuvenecimiento cutáneo y la desaparición de pequeñas manchas en la piel.
  • Ultrasonidos: es un procedimiento en el que, por medio de ondas sonoras de alta frecuencia, se consiguen romper las células de grasa de la zona que estamos tratando.

En cuanto a tratamientos faciales, existen, de igual modo,  un gran número de ellos, todos mínimamente invasivos:

  • Aumento de labios: mediante la inyección de ácido hialurónico en el labio, se consigue un aumento del volumen y un contorno más marcado de los mismos. Los resultados suelen durar entre 4 y 15 meses.
  • Hilos tensores: mediante la colocación de hilos fabricados con polidioxanona, material totalmente compatible y reabsorbible por el organismo, se consiguen eliminar tanto arrugas como la flacidez de determinadas zonas del rostro.
  • Mesoterapia facial: consiste en la aplicación de microinyecciones superficiales de  medicamentos convencionales, homeopáticos, vitaminas, aminoácidos o minerales para mejorar arrugas, flacidez y/o la revitalización global de la piel facial.
  • Micropigmentación: es una técnica que consiste en la pigmentación de determinadas zonas de nuestro rostro con la finalidad de embellecerlas. Generalmente se suele utilizar para disimular cicatrices o dar color y forma a cejas, labios y párpados. Se considera una clase de maquillaje semipermanente y se efectúa mediante un dermógrafo que implanta los pigmentos.
  • Microblading: es una técnica muy similar a la anterior, solo que en este caso, se hace de manera manual. Esto es así, ya que se trata de un procedimiento que se suele utilizar generalmente para dibujar el pelo de las cejas de personas que tienen carencia de él, por lo que se necesita una mayor precisión.
  • Peeling químico: se trata de la aplicación de una solución ácida sobre la piel del rostro que conseguirá una exfoliación de las capas más superficiales de la piel, lo que dará como fruto la regeneración de la epidermis.
  • Radiofrecuencia facial: a través de un procedimiento que eleva la temperatura del tejido facial, se logra estimular la producción de colágeno, obteniendo una apariencia más joven de la piel del rostro.
  • Rinomodelación: mediante la infiltración de ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica, se consiguen realizar pequeñas modificaciones en la forma de la nariz o corregir ciertas imperfecciones.
  • Tratamiento de ojeras:  mediante la infiltración de  una fórmula específica de ácido hialurónico, se logra que desaparezca el surco de la ojera.
  • Inyección de botox: la inyección de toxina botulínica en determinados músculos faciales, responsables de la existencia de arrugas en el rostro, provoca su paralización y hace que las arrugas desaparezcan.
  • Dermapen: mediante un dispositivo compuesto por múltiples microagujas, se logra la penetración transdérmica en la piel, lo que estimula la producción de colágeno. Sirve para eliminar líneas de expresión o arrugas, y minimiza las estrías, las cicatrices y las marcas por acné.



Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp