Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
¿Necesitas más información?
900 264 314

¿Qué es el balón gástrico?

Facilita la pérdida de peso en personas con obesidad

¿Qué es el balón gástrico?

Balón gástrico

El balón intragástrico es un dispositivo creado para facilitar la pérdida de peso en pacientes con obesidad.

El globo de silicona, desinflado,  se coloca de forma ambulatoria con sedación ligera controlada por el médico anestesista y bajo control endoscópico, introduciendo el balón y el endoscopio por la cavidad oral, rellenándose a continuación con 400 a 700 cc de agua dejándolo flotar libremente en la cavidad gástrica, sin necesidad de practicar ningún tipo de cirugía.

Dicha solución se tiñe con un colorante azul de manera que si el balón se rompe o desinfla, el paciente lo notará y deberá solicitar la  ayuda médica inmediata. Esta precaución es muy importante porque un balón dañado debe ser retirado tan pronto como sea posible para evitar obstrucciones que produzcan consecuencias muy graves

La realización de la técnica no dura más de 20 minutos y al cabo de  30 minutos aproximadamente, el paciente puede marcharse a su domicilio.

El Balón Intragastrico se retira también por medio de endoscopia.  Se realiza igualmente mediante sedación profunda, introduciendo un catéter para puncionar el Balón Gástrico y desinflarlo completamente.  Finalmente mediante una pinza extractora se retira el Balón Intragástrico por la boca.

¿Cómo funciona el Balón Gástrico?

El balón, al ocupar parcialmente el estómago y dificultar su vaciado, produce una disminución de la sensación de hambre y la aparición de la saciedad de manera más precoz y con pequeñas cantidades de alimentos. Esto se debe a que el Balón Gástrico ocupa el 60% de la capacidad gástrica con lo que se disminuye la ingesta alimenticia diaria significativamente.

Todo ello hace más fácil para el paciente el cumplimiento de una dieta y un programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida mantenida en el tiempo.

El tratamiento se debe  acompañar de un grupo multidisciplinario de especialistas de la salud como Nutricionistas, Entrenadores físicos, Psiquiatras, Psicólogos, Internistas y  Cirujano Endoscópico durante todo el tiempo de permanencia del balón gástrico  para recuperar el peso adecuado, los hábitos alimenticios, actividad física y un estilo de vida más saludable.

¿Cuánto peso se puede perder?

El promedio de pérdida de peso con el Balón Gástrico es de 20 kg, lográndose generalmente  la pérdida total de dicho sobrepeso durante los primeros 6 meses siempre y cuando se modifiquen los hábitos alimenticios, estilo de vida y del seguimiento.

¿A qué pacientes se coloca?    

La colocación del balón está indicada en pacientes obesos de 18 a 60 años, con un índice de masa corporal entre 30 y 40 kg (obesidad premórbida), que normalmente corresponde a un sobrepeso de 15-25 kg. Excepcionalmente se puede colocar el balón en casos de obesidad mórbida para disminuir el riesgo quirúrgico o en presencia de contraindicaciones para la cirugía.

Contraindicaciones del balón gástrico    

No son candidatos los siguientes pacientes:

  • Con trastornos endocrinos o trastornos mentales que no se les permite seguir una dieta
  • También pacientes con cirugía gástrica previa, hernia de hiato o trastornos severos de la coagulación
  • Los pacientes con úlceras de estómago por endoscopia o tendencia a la gastritis
  • Las mujeres embarazadas, que quieren quedar embarazadas o que están en período de lactancia
  • Las personas que abusan del alcohol o sufren de adicción a las drogas
  • Los pacientes con enfermedad hepática grave
  • Enfermedad de Crohn (aumenta el riesgo de obstrucción intestinal)
  • Las personas que toman medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos
  • Los pacientes con trastorno por atracón

Tiempo del balón gástrico

El balón se lleva durante 6 meses, después hay que retirarlo. Sólo  si el paciente necesita una pérdida mayor de peso a la que generalmente se logra en los 6 meses (30 kg), se puede colocar un segundo Balón Gástrico en el momento del retiro del primero.

Con respecto a los síntomas después de su implantación y  durante los 2-3 primeros días es normal tener náuseas, vómitos y dolor abdominal, pues el estómago intenta liberarse del balón. Dichos síntomas se controlan con medicación  y pasados los primeros días no suele haber más efectos indeseables, por lo que se logra una recuperación completa. No obstante, si los síntomas persisten los pacientes deben ponerse en contacto con su médico.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

La hemorragia interna o perforación del tracto digestivo durante la colocación del balón intragástrico, independientemente del buen proceder médico. Aunque  la complicación más severa es  el riesgo de obstrucciones en el intestino delgado. Esto puede ocurrir si hay fugas en el balón o se desinfla y pasa desde el estómago hacia el intestino delgado, en cuyo caso puede causar obstrucciones, que en algunos casos han sido mortales.

¿Se pierde peso sólo con llevarlo?

No. El balón por sí solo no produce una pérdida de peso. Hay que seguir controles por el médico especialista que indicará y supervisará la dieta y demás controles.

Ventajas del balón intragástrico

La técnica es menos invasiva y no requiere que el paciente se someta a cirugía ni que necesite anestesia general. Tampoco deben permanecer en el hospital durante la noche y pueden regresar a casa el mismo día del procedimiento.

El procedimiento es mucho menos costoso debido a que no implica anestésicos o estancias hospitalarias prolongadas.

Es un tratamiento reversible.

Muchos de los pacientes logran una pérdida de peso satisfactoria en un plazo de 6 meses

Se logran mejoras satisfactorias en la hipertensión arterial, diabetes, problemas respiratorios, como la apnea del sueño y la osteoartritis.