Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
¿Necesitas más información?
900 264 314

Qué depilación laser se ajusta más a ti

La fotodepilación sigue siendo uno de los tratamientos más demandados

Fotodepilación

En la actualidad, la fotodepilación sigue siendo uno de los tratamientos más demandados por mujeres y hombres en las clínicas de medicina estética. Es una técnica en la que se utilizan aplicaciones de láser o luz pulsada intensa para eliminar el pelo de diferentes zonas del cuerpo. Durante este proceso se eliminan de forma selectiva los pelos y su capacidad de reproducción, por lo que el resultado es casi definitivo.

Todos los equipos de fotodepilación tienen que tener en cuenta diferentes factores como son: el grosor del pelo, su carga pigmentaria y la de la piel en sus distintos fototipos, su profundidad, la zona anatómica a depilar, el sexo del paciente, su edad y fase de crecimiento. En función de todos ellos, la respuesta al tratamiento será variable. Debido a estas características particulares de los pacientes, los equipos de fotodepilación adaptan los parámetros de longitud de onda, intensidad y duración.

Nuestro pelo humano pasa por distintas fases de crecimiento de manera que en una misma zona cada folículo se encuentra en distintas fases, lo que hace que siempre se aprecie pelo. De lo contrario, existirían alopecias en zonas en donde el pelo estuviera en fase de caída del mismo (fase telógena). La fotodepilación se hace efectiva sólo cuando el pelo se encuentra en la fase anágena, es decir, en la fase del crecimiento del pelo, que es el momento idóneo en la que el pelo se encuentra más cargado de pigmento a nivel del tallo y del bulbo piloso dañando así, las células madre allí ubicadas, mediante la transmisión de calor a través del tallo del pelo. Es precisamente a través del tallo del pelo por donde se absorbe la energía lumínica y se focaliza las altas temperaturas de forma localizada.

Visto lo anterior, existen en el mercado profesional diferentes equipos que de manera general son clasificados según la longitud de onda a la que emite el láser depilación: Alejandrita (755Nm), Diodo (800Nm) y Neodimio-YAG (1064). Los sistemas de Luz Pulsada de uso médico emiten en una banda de longitud de onda entre los 515 y los 1200Nm, según el tipo de equipo.

Exponemos a continuación una descripción de cada uno de ellos:

Tipos de Alejandrita

  • Alejandrita de Pulso Corto (3 ms): Son muy eficaces en pelo de grosor mediano o fino y poco profundo. Debido a que respetan poco la melanina epidérmica, no se pueden emplear en fototipos muy altos (oscuras) o en pacientes que recientemente se han expuesto a la radiación solar.
  • Alejandrita de Pulso Variable: Son eficaces en las indicaciones del pulso corto pero además el ancho de pulso puede alargarse a demanda de las características de pelo y piel del paciente. Un ancho de pulso más largo confiere más penetrabilidad a la luz y permite alcanzar pelo más profundo. Si el pulso es largo permite proteger de forma relativa la piel y se pueden tratar pacientes fototipo IV.
  • Alejandrita Mixto combinado con Neodimio-YAG: En la actualidad existen en el mercado láseres de emisión dual a 755 nm (Alejandrita) y 1064 nm (Neodimio) en un solo equipo. El láser de Neodimio-YAG tiene afinidad por la melanina y necesita dosis energéticas más altas para alcanzar la misma eficacia que el Alejandrita, además resulta más molesto. Por otra parte, se trata de un tipo de emisión más segura para la piel y alcanza sobradamente el pelo más profundo. Por ello, si el paciente presenta diferentes tipos de pelo, se puede seleccionar las características de los dos láseres para personalizar el tratamiento.

Tipos de Diodo

  • Diodo Long Pulse: La emisión a 800 nm, de mayor penetrabilidad, es el sistema de elección para tratar pieles oscuras o pelo corporal masculino
  • Diodo Súper Long Pulse: Es el resultado mejorado del anterior tipo de diodo, con una emisión de pulso más ancho y con doble tamaño de spot, consiguiendo más eficacia, penetrabilidad y seguridad.
  • Diodo para depilación en movimiento: Se trata de tipo de diodo ideado para poder tratar todo tipo de color de piel con independencia de la concentración de melanina presente en la epidermis. Su eficacia se basa en la realización de múltiples pasadas (mayor acúmulo de calor) por la zona, con una emisión de alta tasa de repetición, disparando 10 impactos por segundo (10Hz) y con bajo nivel de energía. Este equipo implica que el médico controle la cantidad de energía suficiente por cuadrícula para alcanzar el efecto deseado.
  • Diodo con presión negativa asociada: Láser de diodo con mayor superficie de actuación por disparo y que asocia una ligera succión en su pieza de mano, para acercar la dermis a la fuente luminosa. Precisa de menos fluencia (energía) que los equipos iniciales y puede emplearse en zonas homogéneas y de fácil acceso como espalda, tórax, abdomen, piernas, etc.
  • Mega-diodo: Este nuevo láser de diodo aporta una capacidad de potencia muy superior a los anteriores, un tamaño de spot 7 veces mayor, con un pulso optimizado para que el calentamiento alcance a las células madre y con un grado de aprovechamiento de energía intenso debido a su sistema de Photon-Reciclyn. Este láser aporta muchas ventajas debido a que las sesiones son muy cortas, seguras, menos molestas y más eficaces, gracias a su gran tamaño de spot. El equipo incorpora un lector de melanina superficial que permite una calibración de los parámetros de manera más rigurosa.

Tipos de Neodimio-YAG

En la actualidad, el láser de Neodimio-YAG no es un láser de primera elección para la fotodepilación, salvo casos muy especiales como las pieles más oscuras o el pelo muy profundo en el hombre.

Luz pulsada

Normalmente son generadores de luz convencional en pulsos que emiten en un rango entre los 515-1200 nm según el fabricante. La aplicación de un filtro especial a la salida de la luz, permite seleccionar un tramo de la emisión distinto para cada tipo de pelo y piel a tratar. Al emitir en trenes de pulso y permitir programar el descanso entre ellos, le ofrece tiempo a la piel para enfriarse. Hoy en día, los equipos de segunda generación se caracterizan por una emisión de pulso rectangular haciendo que la energía se distribuya homogéneamente. Estos equipos tienen una parametrización más completa que los láseres y resultan más versátiles y eficaces, especialmente en la depilación facial.

Visto todo lo anterior, es importante fijarse además en las siguientes premisas para garantizarse una fotodepilación seria y segura:

  • La depilación no es definitiva al 100% lo que significa que se precisará de sesiones de mantenimiento.
  • Tiene sus limitaciones como el pelo blanco y el pelo pelirrojo.
  • Se debe garantizar la aplicación de la normativa de seguridad con respecto a las instalaciones (cabina) y las medidas de protección del paciente (gafas homologadas, entre otras).
  • Se debe confeccionar un historial clínico, con la toma de datos sanitarios del paciente, exploración, información del plan de tratamiento, sus efectos, indicaciones y contraindicaciones.
  • Entrega y firma del consentimiento informado.

Por último, destacar que la tendencia de los equipos es abarcar todos los fototipos cutáneos y su aplicación en cualquier época del año. Siendo aconsejable reunir información detallada de cada uno de los sistemas de fotodepilación que nos ofrezcan, para postularnos por el que mejor se nos ajuste.

Pilar Muñoz Correcher.

Docente Auxiliar Medicina Estética en ESSAE VALENCIA

La medicina estética, un área laboral en alza

La fotodepilación, estiramiento facial, pérdida de peso, asistencia en quirófano, técnicas medico estéticas... en ESSAE encontrarás todo tipo de cursos de medicina estética, con la que podrás trabajar como técnico auxiliar en clínicas especializadas.