¿Qué es la presoterapia? - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

¿En qué consiste la presoterapia?

La presoterapia es uno de los tratamientos estéticos preferidos desde hace varias décadas.

A pesar de no ser una técnica novedosa, la presoterapia sigue siendo muy efectiva para combatir la celulitis, las piernas cansadas y los problemas de circulación.

La presoterapia


Si te estás preguntando por qué esta técnica sigue teniendo tanta aceptación, las razones son varias: por sus resultados estéticos y de salud, por ser barata y por no conllevar riesgos, como es el caso de la cirugía estética.

Como podrás comprobar, la presoterapia sigue utilizándose en casi la totalidad de centros médico-estéticos como tratamiento único o bien combinado con otras terapias que acentúan sus beneficios y resultados. Además, para la mayoría de las personas, acercarse al centro de estética para recibir una sesión de presoterapia es un momento muy relajante, ya que alivia determinadas molestias, como son la pesadez de piernas y la sensación de hinchazón.

 

¿Qué es la presoterapia?

La presoterapia es un tratamiento médico-estético que se realiza para lograr un drenaje linfático en aquellas personas que tienen alteraciones en el sistema circulatorio, notan las piernas cansadas o quieren evitar y combatir las arañas vasculares, las acumulaciones de grasa y la celulitis.

Este drenaje linfático se realiza mediante la presión de aire sobre el cuerpo. Para ello es necesario que la persona se recueste sobre una camilla y se introduzca en un traje neumático con varias cámaras que se van hinchando de aire realizando una presión sobre el cuerpo de forma ascendente. Las ondas de presión que se van creando impulsan la corriente sanguínea hacia el corazón, facilitando un rápido retorno venoso.

La presión de aire que ejerce la máquina se regula en función de la morfología de la persona, de las necesidades que tenga y de las zonas que se vayan a tratar. Así, con la presoterapia se puede conseguir un masaje relajante o bien, a través de una mayor presión, se comprime el cuerpo de tal manera que se activa el sistema linfático para conseguir así la eliminación de las toxinas y líquidos causantes de esa sensación de pesadez e hinchazón del cuerpo, especialmente de las piernas.


Beneficios de la presoterapia

La acción de la presoterapia se centra especialmente en realizar un masaje linfático, pero ¿conoces qué es el sistema linfático?

De todos los sistemas de nuestro organismo, el linfático es de los más desconocidos, sin embargo su importancia es vital.

El sistema linfático es parecido al sistema circulatorio, pero en vez de transportar sangre, este sistema transporta la linfa, que son líquidos con proteínas, sales minerales y agua que el sistema linfático capta en el organismo (en los pequeños espacios situados entre las células) y lo transporta hasta el corazón para redistribuirlos a través del torrente sanguíneo.

Está formado por los vasos y los ganglios linfáticos que se encargan de filtrar las sustancias nocivas del organismo para así ayudar a combatir las infecciones. La linfa está compuesta en parte por glóbulos blancos, especialmente linfocitos, que son células que atacan a las bacterias que se pueden encontrar en la sangre.

Gracias a la presoterapia, puedes ayudar a tu organismo a estimular el sistema linfático a drenar y eliminar estos líquidos que contienen toxinas y grasas que acumula el organismo.

Pero además de este gran beneficio sobre el sistema linfático, la presoterapia te puede ayudar a:

-Combatir la celulitis y mejorar el aspecto de la piel

La presión que ejerce el aire con la presoterapia es capaz de romper los acúmulos de grasa que se localizan especialmente en las piernas y los glúteos. Esa grasa se traslada mediante el sistema linfático para que el cuerpo se deshaga de ella.

Lo mismo ocurre con los líquidos que hay entre las células. Esa retención de líquidos que provoca esa sensación tan incómoda de hinchazón también se combate con la presoterapia.

Además, este tratamiento activa el sistema circulatorio y esto hace que aumente el oxígeno en la sangre y en los tejidos del organismo, favoreciendo la regeneración celular.

-Ayuda a reducir la hipertensión arterial

Al eliminar la retención de la circulación de la linfa y al activar el sistema circulatorio, la presoterapia está ayudando a mejorar la tensión arterial en los casos en que esté alta.

-Alivia el cansancio y pesadez

Con el masaje de la presoterapia también se puede reducir la inflamación derivada de la retención de líquidos que se da sobre todo en las extremidades, más aún si pasas muchas horas de pie o sentado.

-Contribuye a la eliminación de edemas y lifoedemas

La presoterapia puede ayudarte a reducir las inflamaciones provocadas por diferentes tipos de lesiones (un esguince, una cirugía,…), ya que esta técnica ayuda a reabsorber los líquidos producidos por la lesión o posoperatorio.

-Tonifica los músculos

Este tratamiento refuerza todo el sistema muscular, ayudando a tonificar y estimular los músculos y también las articulaciones.

-Mejora la elasticidad de la piel

Puesto que con la presoterapia se mejora la oxigenación de las células del organismo, esto influye directamente en el aspecto de la piel que se vuelve más elástica y lisa.

-Refuerza el sistema inmunológico

Como ya hemos comentado, en la linfa viajan los glóbulos blancos de nuestro cuerpo que son los encargados de combatir las infecciones. Además, con la presoterapia se activa la actividad de los ganglios linfáticos que se encargan de depurar la linfa y eliminar todos los patógenos que atacan al organismo.

-Relaja y alivia el estrés

El hecho en sí de recostarse en una camilla y dejarse masajear ya es bastante relajante, pero es que, además, la presoterapia estimula los puntos nerviosos motores, ayudando a rebajar el estrés produciendo relajación y bienestar.


La presoterapia, ¿es para todos?

Como has visto son muchos los beneficios de la presoterapia, no solo estéticos sino que afectan al bienestar general de nuestro organismo. No obstante, existen casos en los que no está recomendada esta técnica, ya que puede agravar ciertas afecciones y patologías:

-Insuficiencia cardíaca

La presoterapia, al activar el sistema circulatorio, provoca un mayor esfuerzo del músculo cardíaco.

-Hipotensión

Ya hemos dicho que la presoterapia reduce la tensión arterial. Esto es beneficioso para personas con hipertensión, pero no es recomendable para aquellas que por el contrario tengan la tensión arterial baja.

-Embarazo

Es cierto que las embarazadas sufren mucha acumulación de líquidos, pero la presión que ejerce la máquina no debe tomarse a la ligera y conviene consultar con un especialista antes de realizar una sesión de presoterapia.

-Pacientes oncológicos o con infecciones graves

Puesto que la presoterapia activa la circulación sanguínea, si hay una infección es más fácil que esta se propague por el resto del organismo.

 

Cómo aplicar la presoterapia

Ya hemos visto que la presoterapia es una técnica simple, nada invasiva y muy efectiva para combatir la celulitis, realizar un buen drenaje linfático y reducir la incómoda retención de líquidos. Pero sus resultados también dependen de la aparatología que utilices y de la pericia del técnico de estética que pone el traje neumático para que no moleste y ejerza la presión adecuada en cada zona que se trate.

Si quieres aprender a utilizar esta y otras aparatologías puedes realizar un curso de estética que te capacite para ser esteticista especialista en medicina estética. Así podrás trabajar en centros de estética, pero también podrás ser colaborador de un equipo médico-estético y conocerás todos los secretos y novedades de los tratamientos faciales y corporales que cada vez están más demandados.

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp