ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Tratamientos estéticos

La medicina estética sigue avanzando casi a la misma velocidad a la que lo hacen las expectativas y requerimientos de los usuarios. Pero si te estás preguntando cuáles son los mejores tratamientos de medicina estética, habría que plantearse primero cuál es el objetivo que quieres alcanzar, ya que cada persona tiene unas necesidades específicas y no siempre un mismo tratamiento es el idóneo para otra persona.

Una de las mayores demandas en el campo de la medicina estética es prevenir y revertir los efectos del envejecimiento. Hay que aclarar que no hay productos ni tratamientos mágicos.

¿Cuáles son los mejores tratamientos en medicina estética?

En realidad el secreto para lucir una piel espléndida y tener una buena calidad de vida reside básicamente en nuestra genética y en ciertos hábitos que sí están en nuestra mano como son: la dieta que llevemos, las horas de descanso y el ejercicio físico que practicamos.

 

Las últimas tendencias en medicina estética

La cirugía estética no ha pasado de moda. La realidad es que es un sector que sigue creciendo, aunque bien es cierto que los clientes cada vez demandan más efectos naturales, controlando los volúmenes.

Pero no solo están en alza la cirugía, sino también los tratamientos de medicina estética. En este campo, las últimas tendencias son:

-Protocolos menos invasivos. Esto es tendencia desde hace varios años. Pero además de reducir el riesgo quirúrgico, lo que también se busca son resultados rápidos y que queden muy naturales y, además, que sea económico.

Prueba de ello son los famosos “cócteles de belleza” para la cara. Se trata de un tratamiento de mesoterapia facial que, según nuestras edad y tipo de piel, nos ayuda a iluminar, hidratar y redensificar la piel mediante la inyección de vitaminas u otros ingredientes que ayudan a rejuvenecer la piel sin efectos secundarios.

-Aparatología estética con mejores resultados. Hoy en día, la tecnología ha avanzado tanto que en los centros de medicina estética encontramos aparatos capaces de competir contra el bisturí por su rapidez y resultados tan buenos como naturales.

Gracias a estos nuevos aparatos es posible realizar tratamientos mínimamente invasivos que se pueden personalizar y adaptarse a los requisitos de cada cliente y sus necesidades.

-Cosmética de vanguardia. No podemos olvidar que los tratamientos de cirugía y medicina estética se suelen completar con sérum, cremas, geles o ampollas de cosméticos que, cada vez son más eficaces en el mantenimiento de los buenos resultados alcanzados en la cabina o en el quirófano. Además, los cosméticos son la mejor forma de implicar a los pacientes para que continúen cuidándose en casa y así los resultados se mantienen por más tiempo.

-Pacientes más jóvenes. Es otra de las tendencias que estamos viendo en los últimos años: los pacientes son cada vez más jóvenes. Son muchos los clientes que apenas tienen una veintena de años. En estos casos los tratamientos se centran en la prevención y en mantener una buena hidratación. Y ya a partir de los 30 años se lucha para detener las arrugas de expresión.

 

Los mejores tratamientos de medicina estética

El sector de la medicina estética es tan amplio que cuesta señalar cuáles son los mejores tratamientos, ya que es algo muy subjetivo y los expertos en la materia pueden tener diferentes opiniones.

Pero arriesgándonos, vamos a elegir aquellos que más triunfan en la actualidad:


Toxina botulínica.

Puede que no te parezca novedoso el uso de la toxina botulínica, pero la realidad es que se ha avanzado tanto en este campo que, hoy en día, contamos con tratamientos que aseguran mayor duración y una acción mucho más rápida que la toxina botulínica de hace unos años. Es tal la rapidez que alcanza que muchas mujeres han comenzado a utilizar este método como si se tratase de un tratamiento flash.

Microlipoescultura.

La microlipoescultura es un tratamiento quirúrgico que se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local. Gracias al láser, se derrite la grasa que se acumula entre la piel y el músculo sin apenas producir daño en los tejidos. Es más, gracias al calor del láser se estimula la producción de colágeno de la piel.

Los riesgos de esta técnica son muy bajos y la recuperación es indolora y muy rápida. Y además, permite trabajar zonas muy pequeñas como por ejemplo, el cuello o el mentón.

Nuevos rellenos.

Los nuevos ácidos hialurónicos ya están en el mercado. Son más biocompatibles y más elásticos, lo cual es una gran ventaja frente a los tratamientos anteriores, cuyas estructuras eran más rígidas y producían con el tiempo más riesgos de rotura o bultos.

Otra de las intervenciones que está en auge son los hilos tensores. Hoy los podemos encontrar recubiertos de ácido hialurónico y así, se mejoran los efectos y duración del tratamiento, ya que primeramente se reabsorbe el ácido hialurónico que lo recubre y después el hilo tensor.

Plasma rico en plaquetas.

Es el procedimiento autorregenerador que se ha convertido en tendencia desde hace varios años por sus buenos resultados para combatir el envejecimiento prematuro, pero también se utiliza en el campo de la medicina para cirugías, quemaduras, cirugías dentales, etc.

Decimos que es autorregenerador porque se extrae de la sangre del propio paciente. El plasma  se centrifuga y así se consigue el plasma rico en plaquetas (PRP) que, una vez trabajado, se devuelve al paciente.

Como el PRP es una sustancia biológica, está libre de químicos y es la mejor herramienta que tiene nuestro organismo para regenerarse y curar heridas, cicatrices y, en general, los tejidos dañados del organismo.

El tratamiento de plasma rico en plaquetas no requiere de hospitalización ni tampoco de anestesia. Pero los resultados no son permanentes, así que es conveniente realizar tres tratamientos al año.

 

Ahora ya conoces cuáles son algunos de los mejores tratamientos de medicina estética. Pero ¿te has planteado trabajar en este sector? Seguro que a ti también te atrae la idea de poder dedicarte profesionalmente a la estética, un sector en auge que está en constante cambio incorporando un sinfín de novedades.

Si quieres trabajar en una clínica o centro de estética colaborando con médicos estéticos para lograr mejorar el aspecto físico de multitud de pacientes, solo necesitas tener una correcta formación. Puedes elegir entre diferentes cursos de medicina estética y especializarte, por ejemplo, en quirófano y asistencia al médico o en aparatología y técnicas avanzadas. Esta completa formación te abrirá las puertas para trabajar en clínicas y centros de estética, spas o balnearios, y así convertir tu afición por la estética en tu nueva profesión.

 

 

 

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp