Medicina estetica y longevidad - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

Medicina estetica y longevidad

Los signos de la edad como las arrugas, la pérdida de firmeza, las ojeras o las varices, entre otros, son solo la mera constatación de que nuestro organismo va envejeciendo con el paso de los años.

La medicina estética actual se centra sobremanera en la prevención de los signos de envejecimiento de los que hablamos, consiguiendo que determinadas células de nuestro cuerpo continúen trabajando de manera óptima, y retrasando, por tanto, los efectos del envejecimiento en nuestro cuerpo.

Tampoco podemos olvidarnos de la medicina estética antiaging, que no solo supone una mejora estética de la persona, sino también de su salud, lo cual se ve reflejado en el exterior evidenciando una mejoría notoria en el estado de la piel. La medicina antienvejecimiento consiste en proveer a las personas de todas aquellas herramientas para que el paso del tiempo signifique ganar años, pero también salud.

La medicina estética y la longevidad

Y como no puede ser de otra manera, la salud va de la mano de la longevidad. Por eso hoy día la medicina estética está tan orientada a los tratamientos preventivos y antiaging, porque las personas se preocupan por su imagen, pero también lo hacen por su salud y bienestar.

En la mayor parte de cursos de estética y belleza, se habla de numerosos tratamientos médico estéticos que ayudan a que ciertas células de nuestro organismo vuelvan a trabajar tal y como lo hacían cuando éramos jóvenes, ralentizando el envejecimiento de nuestro organismo y mejorando las funciones corporales. Porque el último fin de la medicina estética es el de alargar nuestra vida en perfecto estado de salud.


Mesoterapia facial

 La mesoterapia facial es un procedimiento mediante el cual, por medio de pequeñas microinyecciones de sustancias tales como vitaminas, aminoácidos, ácido hialurónico o silicio orgánico, se combate el envejecimiento de la piel y se retrasa la aparición de arrugas.

La mesoterapia con silicio orgánico se utiliza para reafirmar la piel del paciente. Se trata de un componente que interviene en la síntesis de colágeno y elastina, y que hace que la piel recupere su firmeza y elasticidad.

El silicio se encuentra en nuestra piel de manera natural, pero con el paso de los años, su cantidad va disminuyendo, por lo que también se ve reducida su acción tensora de la piel.

Para lograr una hidratación profunda en la piel, lo más efectivo es la mesoterapia con ácido hialurónico. El ácido hialurónico ayuda a retener el agua, hidratando la zona en que se inyecta, favoreciendo la estimulación del colágeno y la elastina, y logrando la obtención de una piel mucho más luminosa.

También se recomienda la mesoterapia con ácido hialurónico para tratar manchas de la piel, ya que gracias a su acción moduladora sobre la síntesis de melanina, ayuda a reparar las zonas afectadas por el daño solar y su consiguiente pigmentación.

Existe, además, la mesoterapia con plasma rico en plaquetas. Esta  consiste en extraer sangre del propio paciente y, mediante centrifugación, obtener una gran concentración de plasma rico en plaquetas. El plasma se inyectará en cara, cuello, escote o manos, estimulando la formación de colágeno nuevo y, de esta manera, consiguiendo un efecto lifting de la zona tratada. Con esta técnica se logra aumentar el grosor de la piel, lo que se traduce en un aspecto más jugoso y radiante de la misma.

Cursos de medicina estética



Radiofrecuencia

 La radiofrecuencia es un sistema que estimula la producción de colágeno propio mediante la elevación de la temperatura de la dermis. Este incremento de colágeno proporciona firmeza al tejido en la zona tratada, lo cual disminuye la flacidez de la misma. Este efecto tensor logra, además, la reducción de las arrugas de la piel del paciente.


Peeling químico

El peeling químico médico consiste en la aplicación de una solución ácida sobre la piel del rostro, logrando una exfoliación de las capas más superficiales de esta y su consiguiente regeneración.

Los productos más utilizados en este tipo de peelings son el ácido glicólico, el ácido salicílico, el ácido tricloroacético, el ácido mandélico y el ácido fenol.

Con esta técnica se consigue que la piel adquiera mayor luminosidad, eliminar pequeñas señales de acné o manchas en la piel, disminuir el aspecto de los poros dilatados y reducir la apariencia de líneas de expresión y arrugas.


Carboxiterapia

Se trata de un tratamiento médico-estético que consiste en la introducción de dióxido de carbono (CO2) en el organismo del paciente, lo que potencia la oxigenación de los tejidos corporales y favorece el flujo sanguíneo. Mediante este procedimiento se logra mejorar el tono de la piel, ya que durante el proceso se eliminan las toxinas a través del sistema linfático, lo que produce una quema masiva de grasas y una elevada producción de colágeno.

Está especialmente aconsejado en pacientes que presentan celulitis y/o grasa localizada, estrías, cicatrices o marcas de acné, microvarices, arañas vasculares, arrugas faciales, bolsas oculares o papada.

Blefaroplastia sin cirugía

Este tratamiento elimina los excesos de piel sobrante, las arrugas de los párpados superiores e inferiores y las arrugas en el extremo exterior de los ojos conocidas como patas de gallo.

Con la utilización de un láser de plasma específico, que se encarga de eliminar los queratinocitos de la epidermis, se consigue la retracción de la piel de la zona tratada debido a la alteración producida en su estructura, logrando una mirada más joven y vital.


Luz pulsada

Mediante esta luz de banda ancha, cuya energía actúa sobre las capas más profundas de la piel, se estimula la nueva formación de colágeno. con ello se obtiene una mejora de la textura y la calidad de la piel en la zona sometida al tratamiento.

Se suele utilizar comúnmente para tratar problemas cutáneos como manchas, marcas de acné, venitas o pequeñas arrugas.


Tratamiento regenerativo capilar

Consiste en la obtención de células madre extraídas del tejido graso abdominal del paciente, que presenta un alto contenido en células madre mesenquimales, y su posterior implantación mediante microinyecciones en la zona del cuero cabelludo a tratar (aquella que presente alopecia).

Estas células mesenquimales se dividirán formando nuevas células que trabajarán  activamente en la zona implantada, reactivando el ciclo capilar, aumentando la vascularización con más oxígeno y nutrientes, e incrementando la cantidad de folículos y la calidad del cabello.

 

 

 

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp