¿Que necesito para maquillarme? - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

¿Que necesito para maquillarme?

Aunque en lo que se refiere al maquillaje, tanto los productos como las herramientas son infinitas hoy día, a continuación podrás encontrar un listado detallado con todo lo que necesitas para comenzar.

●     Primer o prebase para rostro: su función es la de preparar la piel para los productos que usemos posteriormente y hacer que se adhiera mejor la base de maquillaje. Existen numerosos tipos de prebases, las hay que disminuyen la apariencia de los poros, que aportan luminosidad a nuestra piel, que controlan los brillos…

●     Primer o prebase de ojos: este producto unificará el tono del párpado, ocultando rojeces o venitas. Pero no solo eso, sino que hará que al aplicar sombras de ojos tras de sí, estas pigmenten con mayor intensidad y evitará que aparezcan pliegues en ellas con el paso de las horas. También se prolongará la duración de todo lo que apliquemos encima del primer.

●     Base de maquillaje: existen tantas como tonos y tipos de piel. Si lo que queremos es hacernos con un kit profesional para maquillar, es decir, con el que no solo nos vayamos a maquillar nosotr@s mism@s, sino también la otras personas, lo ideal es, por lo menos, contar con dos bases: una mate y otra luminosa.

Kit de maquillaje

Por lo general, las personas con piel más grasa prefieren una base mate que controle los brillos, sin embargo, las pieles secas suelen optar por bases luminosas, que les aporten un aspecto jugoso.

En cuanto al tono, podemos encontrar en el mercado dos productos que harán que no sea necesario que poseamos una gama entera de colores para cada uno de ellos, son los pigmentos líquidos para aclarar y oscurecer la base de maquillaje. Este producto también será útil para el tono del corrector.

●     Corrector: neutraliza el tono de la ojera y/o aporta luminosidad a la zona.

●     Polvo suelto o compacto: sirve para sellar el maquillaje. Los translúcidos, que no tienen color, se adaptarán a cualquier tono de piel.

●     Bronceador: consigue que  nuestro rostro adquiera un aspecto sano y se vea levemente bronceado por el sol.

●     Contorno: es un producto de varios tonos más oscuros al de nuestra piel con el que poder definir y acentuar las líneas de nuestro rostro. Con él podemos potenciar y/o disimular ciertas facciones.

●     Colorete: dotará al rostro de un aspecto saludable aportando un tono sonrojado en la mejilla. Existen con acabado mate y luminoso, en polvo o en crema, y en una variedad de colores inimaginable. Para comenzar, es recomendable hacerse con un par de ellos, preferiblemente en polvo, uno en tono más rosado y otro que se acerque más al coral.

●     Iluminador: creará un efecto de piel mojada al hacer que brille la zona en la que lo apliquemos, normalmente el pómulo, el lagrimal, la nariz, la parte superior del labio y el arco de la ceja.

●     Lápiz de cejas: con él podremos definir la forma de la ceja y crear un espesor que realmente no exista. Mejor adquirir uno con la punta fina, con la que será más fácil trabajar, y con un gupillón en la otra punta, para peinar la ceja.

●     Fijador de cejas: además de peinar los pelitos de las cejas y fijarlos, dotará a la ceja de volumen y dimensión.

●     Sombras de ojos: lo idóneo será hacernos con una paleta de tonos neutrales y otra de colores vivos y que, a ser posible, cada una de ellas cuente con sombras mate y shimmer o con brillo.

●     Máscara de pestañas: creará en nuestras pestañas un efecto “pestaña postiza”. Podemos encontrar máscaras de pestañas que separen nuestras pestañas, las alarguen, las curven, aporten volumen... Elegir una dependerá de nuestro gusto y necesidades.

●     Lápices de ojos: en nuestro kit deberá haber, al menos, uno negro y otro marrón. También, si lo deseamos, podemos añadir algún color fantasía como el verde o el azul.

●     Eyeliner: es primordial hacerse con un eyeliner negro, ya sea en gel o líquido.

●     Labiales: aunque los colores de labiales que podemos encontrar en cualquier tienda de maquillaje son infinitos, al igual que sus acabados, para empezar será suficiente contar con tres colores, uno nude, otro rojo y un tono “vampy” ( burdeos, vino, granate…).

●     Lápices o perfiladores de labios: harán que el labio se vea más definido y carnoso. Elegiremos los lápices de labios de los mismos colores que los labiales.

●     Spray fijador de maquillaje: ayuda a sellar el maquillaje y prolongar su duración.  Además, hará que  se integren en nuestra piel todos los productos aplicados con anterioridad. Podemos elegir entre sprays que nos den un plus de hidratación, que aporten luminosidad, que eliminen brillos…


Técnica y herramientas necesarias para maquillarse

 Tan importantes como los productos que adquiramos son la técnica y las herramientas.

Si deseamos aprender a trabajar con una técnica intachable y dedicarnos al maquillaje de manera profesional, es imprescindible realizar un curso de maquillaje con prácticas en un buen centro de formación, que cuente con profesionales altamente cualificados.

En cuanto a las herramientas, no será necesario que contemos con una manta de brochas profesional con una cantidad inimaginable de ellas, sino que con unas pocas de buena calidad, que nos permitan trabajar con facilidad sobre la piel, será más que suficiente para comenzar.

●     Para aplicar la base de maquillaje: esponja de maquillaje y brocha lengua de gato (plana y alargada). Con la esponja de maquillaje conseguiremos un acabado más natural, mientras que al aplicar la base de maquillaje con brocha, el resultado será un maquillaje más cubriente.

●     Para aplicar los polvos: deberemos hacernos con una brocha redondeada de buen tamaño. Es recomendable que esta sea de pelo natural, ya que de este modo los polvos se adherirán mejor a la misma.

●     Para aplicar el colorete: con lidéntica forma que la de polvos, pero de un tamaño algo más pequeño.

●     Para los ojos:

 - Lengua de gato pequeña, para depositar la sombra en el párpado.

 - Brocha de ojos con la punta redondeada, para difuminar.

 - Brocha biselada, para marcar la línea de las pestañas o aplicar el eyeliner.

 

Para empezar, todo lo que hemos visto formaría un kit de maquillaje más que completo. Después, con el tiempo, podremos ir ampliando la colección y hacernos con más colores, tonos y subtonos, herramientas más específicas y pequeños tesoros.

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp