¿Qué es un auxiliar de farmacia? - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

¿Qué es un auxiliar de farmacia?

La farmacia se ha convertido en un establecimiento imprescindible en nuestra sociedad, ya que es la puerta de acceso al sistema sanitario. La farmacia no es solo el lugar en el que se despachan medicamentos, sino que además es un establecimiento sanitario regido por el farmacéutico que es un profesional de la salud.

Hoy en día, los farmacéuticos acumulan gran cantidad de trabajo: dispensan medicamentos, elaboran fórmulas magistrales, aconsejan y resuelven dudas de los usuarios, preparan pastilleros semanales o mensuales, están al tanto de las informaciones profesionales, actualizan sus conocimientos con formación continuada… Y a esto se le suman las labores administrativas relacionadas con la venta y atención al cliente, como ocurre con cualquier otro establecimiento minorista.

¿Qué es y a qué se dedica el auxiliar de farmacia?

Ante tal carga de trabajo, surge la figura del auxiliar de farmacia, cuya labor fundamental es asistir al farmacéutico en sus labores que, como ves son muchas y variadas.


Qué es y qué hace un auxiliar de farmacia

Para el buen funcionamiento de una farmacia, el papel del auxiliar farmacéutico es imprescindible. Esta figura es mucho más que el simple ayudante del farmacéutico. Estamos hablando de un auténtico técnico sanitario que se compromete al máximo con una importante función profesional sanitaria en beneficio de toda la sociedad.

Habitualmente este perfil trabaja en farmacias a pie de calle, pero también se encuentran en parafarmacias, en las farmacias hospitalarias, en las farmacias de las residencias de mayores e, incluso, pueden desarrollarse profesionalmente en laboratorios farmacéuticos. En la industria farmacéutica, los auxiliares también colaboran con farmacéuticos industriales en la investigación y en el desarrollo de nuevos medicamentos y fármacos.


Cuáles son las funciones del auxiliar de farmacia

Bajo la supervisión del farmacéutico titular, el auxiliar de farmacia se encarga principalmente de atender a los usuarios de la farmacia para dispensarles los medicamentos y los productos de parafarmacia.

Pero además, debe realizar otras tareas no menos importantes como por ejemplo:

- Ayudar al farmacéutico en la preparación de medicamentos y fórmulas magistrales, así como en productos dietéticos y cosméticos. Recordemos que existen farmacias especializadas en desarrollar estos preparados y, sin duda el auxiliar de farmacia puede ayudar en su elaboración.

-Efectuar controles analíticos. Existen pruebas muy sencillas y seguras que se realizan en las farmacias. Tomar la presión arterial, medir la glucosa en sangre utilizando glucómetros, pesar y medir la altura de bebés y adultos, etc. son controles de los que puede encargarse el auxiliar de farmacia.

-Fomentar los buenos hábitos de salud en la población que acude a la farmacia. El auxiliar puede informar de medidas higiénicas, limpieza de dientes o heridas, fomentar el uso responsable de los medicamentos, explicar cómo reciclar las medicinas sobrantes o caducadas, insistir en el cumplimiento terapéutico siguiendo las dosis recomendadas por los médicos…

- Mantener en buenas condiciones de higiene y limpieza las zonas de trabajo, así como el instrumental farmacéutico que se utilice.

-Facturar las recetas, mediante aplicaciones informáticas, y el resto de suministros de la farmacia.

-Controlar el stock y almacenaje de los productos y medicamentos. El auxiliar de farmacia puede encargarse de realizar los pedidos según el stock, así como de revisar las fechas de caducidad, recepcionar los pedidos y, en definitiva, comprobar y revisar que el stock es el adecuado y que se conserva de la forma oportuna para dar servicio a los usuarios de la farmacia.

 

Cómo trabajar de auxiliar de farmacia ¡Tú también puedes!

Si quieres convertirte en técnico auxiliar de farmacia es necesario cursar Grado Medio de técnico en Farmacia y Parafarmacia.

Esta formación se cursa en institutos y academias especializadas y con ella aprenderás a dispensar medicamentos, conocerás las formas y presentaciones farmacéuticas, cuáles son las interacciones farmacológicas y todo lo indispensable sobre alimentación, fitoterapia, asepsia y homeopatía, entre otros temas.

Pero además de la formación, si quieres ejercer de auxiliar de farmacia conviene que reúnas una serie de cualidades y aptitudes para desenvolverte profesionalmente con cierta soltura:

-Saber trabajar de cara al público. Conviene que seas una persona correcta, con don de gentes y mucha paciencia, puesto que pasarás muchas horas escuchando a las personas.

-Capacidad para trabajar en equipo con el resto de los compañeros de la farmacia.

-Saber comunicar de forma clara y concisa para que los usuarios entiendan las explicaciones y aclaraciones que les tengas que dar.

-Habilidades informáticas. Si vas a trabajar como auxiliar de farmacia verás que gran parte de tu tiempo lo pasas frente a un ordenador. Ya sea para facturar las recetas, hacer los pedidos, llevar la facturación global, así como para llegar a ocuparte incluso de las redes sociales de la farmacia o parafarmacia para la que trabajes.

-Ser meticuloso. Puesto que hablamos de un trabajo centrado en la salud de los pacientes y usuarios de la farmacia, deberás prestar mucha atención a los detalles. Este trabajo debe realizarse con detenimiento y cuidando los más pequeños detalles.

 

Si reúnes parte de estas habilidades y finalmente te conviertes en auxiliar de farmacia podrás trabajar en establecimientos sanitarios de farmacia dispensando productos farmacéuticos, parafarmacéuticos y en general productos relacionados con la cosmética, fitoterapia y con la salud humana o animal, ya que en la farmacia también se dispensa la medicación recetada por los veterinarios.

Otra opción que puedes barajar es acceder a trabajar en pequeños laboratorios de elaboración de productos farmacéuticos o bien prestar tus servicios como técnico en farmacias hospitalarias dispensando medicamentos.

Como ves, un auxiliar de farmacia tiene bastantes opciones laborales, pero a todas ellas se llega con una correcta formación. Este es el momento de estudiar un curso de auxiliar de farmacia y parafarmacia y así poder ejercer una profesión con mucho futuro en tan solo unos pocos meses. 

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp