ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Protección solar: ¿Cómo elegir el mejor según tu tipo de piel?

La radiación que recibimos del Sol es la mayor fuente de energía que existe en nuestro planeta. No obstante, para nuestra piel sí que es un peligro inminente.

De todo el rango de onda que llega a nuestra piel, el que comprende los rayos ultravioleta (UVA, UVB y UVC) es el que más nos afecta. Sin protección, una exposición excesiva a estos puede causarnos desde quemaduras y hasta cáncer de piel.

¿Qué significa el factor de protección solar?

El factor de protección o SPF, por sus siglas en inglés, se refiere al nivel de protección que una crema aporta a la piel. Lo que hace la cifra del SPF es comparar la protección que aporta el protector solar con la que aportaría la piel por sí sola. Así, si nos aplicamos una crema de factor 20, nos estaremos protegiendo 20 veces más de lo que nuestra dermis podría protegernos.

Debemos fijarnos siempre en que la crema proteja de los rayos UVA y UVB, que son los más dañinos para nuestra piel. Por otro lado, no se recomiendan las cremas con factor inferior a 15.

Crema con factor de protección solar: cómo y cuándo aplicarla 

El uso de este tipo de cremas es fundamental siempre que vayamos a pasar varias horas seguidas bajo el sol. Se recomienda renovar la capa cada dos horas aproximadamente o cuando notemos que nuestra piel se está secando.

Además, parece que nuestra cultura reserva el uso de crema para las horas de bronceado en la playa. Esto es un error. Si vamos a trabajar en el jardín, si vamos de excursión o a hacer deporte, sobre todo en verano, protegerse del sol es esencial.

Cómo escoger protección solar según tu tipo de piel

Lo esencial al escoger una crema es asegurarnos de que tiene SPF, no obstante, según el tipo de piel que tengamos esto puede no ser suficiente. Para personas de tez morena o que ya estén muy bronceadas el mínimo recomendado de 15 es suficiente, el resto debe ser más cuidadoso.

Para personas de piel clara es preferible usar cremas de 30 SPF o más. Con menos protección, dependerá del tiempo de exposición, pero las quemaduras están prácticamente aseguradas. Para pieles tendentes a la aparición de manchas se recomiendan cremas de 50 SPF y para las pieles grasas se recomiendan cremas naturales, sin químicos.

Crema de protección solar

¿Cómo cambia la piel según la edad?

Con el paso del tiempo, nuestra piel va acostumbrándose al contacto con la radiación solar. Por eso, aunque siempre hay que protegerse, con el tiempo el riesgo a sufrir lesiones graves en la piel va disminuyendo.

Los niños son el grupo más vulnerable. Su piel no está habituada a la exposición a la luz solar y no protegerlos puede resultar fatal. Es recomendable cubrirlos por completo de una buen capa de crema y protegerlos con gorros, gafas, etc.

Ventajas de usar protector solar

La protección nos permite disfrutar de las horas sol o trabajar al aire libre sin riesgo para nuestra piel. El riesgo de sufrir quemaduras o un futuro melanoma, sin duda, merece nuestra atención y la toma de medidas.

Como hemos dicho antes, es importante elegir la crema adecuada para tu tipo de piel, sin escatimar en gastos cuando tenemos una piel muy clara, pecosa, o especialmente sensible.

Además, no hay que quedarse en la crema. Protegerse con la ropa adecuada, evitar el sol durante las horas centrales del día y buscar la sombra cuando sea posible nos protegerá del sol mejor que cualquier crema.

Formación en farmacia y parafarmacia

En ESSAE descubrirás todo esto y mucho más en nuestros cursos de farmacia y parafarmacia. No esperes más y comienza ya a trabajar como auxiliar de farmacia.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp