ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Funciones del celador en atención primaria

Funciones del celador en atención primaria

Trasladar y movilizar enfermos, transportar muebles, repartir historias clínicas y documentación… Estas son algunas de las principales tareas que desempeñan los celadores, tanto en los hospitales como en los centros de atención primaria.

En el caso de los centros de salud, aquí se desarrollan las actividades sanitarias encaminadas a la promoción, prevención, curación y rehabilitación de la salud, tanto individual como colectiva. Puesto que no hay internamiento de los pacientes, la labor del celador de atención primaria es muy similar a las funciones que cumplen los celadores que trabajan en las puertas de un hospital.

 

Las 6 funciones principales del celador en el centro de atención primaria

Por norma general, los celadores están capacitados para desarrollar sus funciones independientemente del lugar de trabajo en el que se encuentren. No obstante, podemos detallar cuáles son las funciones más habituales del celador en atención primaria:

1-Vigilancia y seguridad

El celador tiene que velar porque todas las dependencias e instalaciones del centro de salud se encuentren en perfecto orden y limpieza.

Además, procurará que los pacientes y familiares que visitan el centro de salud mantengan el orden y procuren estar en silencio.


2-Información y atención al usuario

Los celadores también están en contacto con los pacientes.

Muchas veces, estos profesionales tienen que proporcionar información a los pacientes sobre el lugar en el que se encuentran, sobre el día y hora de las consultas, sobre el papeleo… Pero nunca darán información sobre salud ni tratamientos.

Son dudas sencillas, pero que, en cualquier momento, el celador debe mostrarse colaborativo y con vocación de ayudar a resolverlas.


3-Traslado y movilización de pacientes

Cuando al centro de atención primaria llegan pacientes con movilidad reducida o que no pueden valerse por sí mismos, el celador debe encargarse del traslado de estos pacientes hacia las consultas u otros lugares necesarios.


4-Reposición de materiales

El celador también es el responsable de reponer el material que falte en las consultas y, en general, en las dependencias del centro de salud.

También el manejo de las máquinas reproductoras, como son las fotocopiadoras, y otras máquinas auxiliares son tareas que competen al celador.

En ocasiones, el celador también debe realizar recados oficiales dentro y fuera de los centros de trabajo.


5-Reparto de la documentación

Dentro del centro de salud, el celador se encarga de trasladar los documentos necesarios, así como las historias clínicas de los pacientes cuando sean requeridos para ello.

La correspondencia también es otra de las responsabilidades del celador. Debe entregar, recoger y distribuirla cuando sea oportuno.


6-Asistencia a otros profesionales del equipo

Teniendo en cuenta que la principal función de un celador es la de contribuir, en la medida de sus posibilidades, a mejorar el bienestar de los pacientes, la ayuda del celador a otros profesionales del equipo sanitario que están tratando a los enfermos es una de las labores más gratificantes.

El celador podrá asistir al personal sanitario que esté realizando pequeñas curas e intervenciones ambulatorias.

 

¿Qué necesitas para ser celador en atención primaria?

Para ejercer las funciones de celador en un centro de atención primaria debes haber realizado un curso específico de celador y presentarte a las oposiciones que se convocan.

Como has podido comprobar, los centros de salud, al igual que los hospitales, necesitan personal que se encargue de desarrollar todas estas tareas. Por ello la oferta de plazas para el sector público es bastante extensa y suelen convocarse oposiciones con relativa frecuencia  en todo el territorio nacional.

Otras razones que pueden animarte a preparar las oposiciones a celador es que seguramente cumples con los requisitos para poder presentarte. Necesitas poseer el título de la ESO o equivalente, tener nacionalidad española o de otro país integrante de la Unión Europea y tener cumplidos los 16 años en el momento de presentarte a las oposiciones.

En cuanto al temario que debes prepararte, te llevarás la agradable sorpresa de que no es complicado ni amplio.

En definitiva, si te gusta ayudar y cuidar de los demás, tienes empatía, te sobra paciencia y te atrae la idea de trabajar en un centro de salud, convertirte en celador es una opción laboral idónea para ti. Si además quieres ser funcionario y tener un trabajo estable, es el momento de dar el paso y comenzar a preparar las oposiciones a celador.


¿Cómo preparar las oposiciones a celador?

Para preparar las oposiciones tienes varias opciones:

1-Formarte en una academia de forma presencial.

La principal ventaja de preparar tus oposiciones en una academia es que en todo momento vas a estar apoyado por el profesorado y vas a estar informado de las convocatorias. Cualquier duda que tengas va a poder ser resuelta en el instante.

En la academia te van a facilitar el temario actualizado y van a marcarte el ritmo para que vayas avanzando y llegues a las oposiciones con todo el temario explicado. De esta forma te garantizas muy buena preparación y más probabilidad de alcanzar tus metas.


2-Estudiar en una academia a distancia.

¿No tienes tiempo para acudir a la academia o los horarios no te cuadran? Pues verás que muchas academias ofrecen la posibilidad de estudiar a distancia de forma online. En estos casos, también puedes preguntar dudas a los tutores y expertos para que, en el momento de presentarte a las oposiciones, estés perfectamente preparado.


3-Prepararte las oposiciones por tu cuenta y riesgo.

Sin duda es la opción más económica, pero puedes correr ciertos “riesgos”. Para empezar tienes que buscar el temario que debes estudiar. Es muy probable que lo encuentres en Internet, pero no siempre puedes estar seguro de que esté actualizado.

Otro riesgo que debes correr es que nadie te va a explicar el temario ni va a resolverte las dudas que te vayan surgiendo. Tendrás que valerte por ti mismo para hallar las respuestas que precisas.

Y finalmente, tendrás que programarte un calendario de estudio, ser muy metódico y cumplidor. Si no eres una persona muy organizada y con fuerza de voluntad, prepararte las oposiciones por tu cuenta puede convertirse en una tarea realmente complicada.


¿Cómo sumar méritos?

Además de prepararte los exámenes de la oposición, debes tener en cuenta que tu currículum y experiencia profesional son determinantes a la hora de obtener tu plaza en un concurso-oposición.

Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que te presentes y de la convocatoria, se calificarán unos méritos u otros, puesto que cada concurso-oposición es diferente. No obstante, como regla general, siempre podrás mejorar tu baremo de méritos realizando cursos y actividades

Puesto que no hay una formación reglada, los cursos de celador con prácticas que puedas realizar van a contar, y mucho, para conseguir los puntos que te acerquen a la plaza que tanto deseas.

Si ya te has decido y quieres que tu futuro laboral sea ser celador, conviene que comiences formándote con un curso de celador con prácticas. De esta forma estarás capacitado para poder desarrollar todas las tareas que confieren al celador en cualquier ámbito sanitario, ya sea residencias de mayores, hospitales, centros de atención primaria o clínicas y consultas privadas.

Además, gracias a las prácticas que te pueda proporcionar la academia, vas a enfrentarte a situaciones reales, vas a sumar experiencia y vas a enriquecer tu currículum.

¿A qué estás esperando? Haz ya tu curso de celador con prácticas y lánzate a por una nueva profesión que te cambiará la vida.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp