ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Actuación en caso de angina de pecho e infarto

La angina de pecho y el infarto no son lo mismo

Actuación en caso de angina de pecho e infarto

Hay muchas personas que piensan que la angina de pecho y el infarto tienen el mismo significado y no es así.

Antes de daros unas pautas básicas de actuación ante un ataque cardíaco, es necesario saber que:

La angina de pecho no es una enfermedad, sino un síntoma. Se trata de un dolor retroesternal que aparece frecuentemente tras realizar un esfuerzo o ante un impacto emocional y se caracteriza por su corta duración y su cese con el reposo. Se puede irradiar a algún brazo.

En la angina de pecho se produce una interrupción momentánea del flujo sanguíneo al corazón, y al ser restablecido en pocos segundos no llega a producirse la muerte del tejido.

En el infarto, el dolor es más pronunciado y no cesa con el reposo.

El paciente puede referir también náuseas, sudor frío, dificultad respiratoria o irradiación mandibular.

Al prolongarse la hipoxia, el tejido se necrosa y muere, por lo que esa parte del corazón ya no se puede volver a recuperar, pudiendo incluso llegar a producir una parada cardiaca y por lo tanto, la muerte.

Es importante, por lo tanto, actuar con rapidez ante la presencia de un dolor torácico que no cede o que se vuelve intenso y activar de manera inmediata a los servicios de emergencias.

Hasta su llegada, tumbaremos al paciente sin permitirle realizar ningún esfuerzo (ni siquiera caminar), aflojaremos su ropa y mantendremos la calma.

No dejes a la persona sola, salvo excepcionalmente para pedir ayuda si es necesario.

Le preguntaremos si toma algún medicamento para el corazón, como nitroglicerina sublingual y le ayudaremos a tomarlo.

En caso de que se quede inconsciente y deje de respirar o de tener pulso, iniciaremos de inmediato las maniobras de reanimación cardiopulmonar, en ciclos de 30 compresiones/2 insuflaciones, hasta la llegada de los servicios de urgencia médica.

Para evitar la incidencia de las enfermedades cardiovasculares es importante recordar que:

Hay que abandonar el consumo de tabaco, mantener buen control de la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol, evitando en lo posible el sobrepeso, haciendo ejercicio de manera regular y siguiendo una dieta baja en grasas, limitando también el consumo de alcohol.

INFORMA: Mº Belén Benito Moreno, Enfermera Diplomada por la UAM, Experta en Urgencias y Emergencias por la UEM. Nº Col. 56420.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp