ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

¿Cómo borrar ese tatuaje que ya no te gusta?

Seguramente conozcas a alguien, o te ha pasado a ti, que tiene un tatuaje que no le gusta. Uno de los mayores problemas de hacerte estas formas en la piel es que son algo irreversible; por eso, los expertos recomiendan que sea una decisión muy meditada.

Por este motivo, existen muchos profesionales que se encargan de eliminar estos tatuajes que ya no queremos tener en nuestra piel. La demanda de estos servicios se ha disparado en los últimos años. 

Formas de borrar un tatuaje

Por eso, en ESSAE contamos con el Máster de técnicas de auxiliar de medicina estética; de esta forma, aprenderás todo lo necesario para ser el profesional que solicita el mundo del tatuaje.

Métodos para eliminar un tatuaje

Normalmente, los principales motivos que llevan a la gente a borrarse un tatuaje es que el profesional se lo hizo mal, ha pasado de moda o la persona de la que llevan el nombre ya no forma parte de sus vidas. En la actualidad, estas son las mejores técnicas para eliminar un tatuaje.

El láser

El láser es el método elegido con más frecuencia porque es más eficiente. Este proceso se encarga de deshacer las partículas de tinta para ayudar al sistema linfático a que lo elimine paulatinamente.

A pesar de ello, debes saber que no siempre es posible eliminar completamente el tatuaje y que se necesitan varias sesiones para deshacerte de él.

¿Qué láser es el mejor para borrar un tatuaje?

Existen varios tipos de láser para borrar tatuajes. Para saber cuál es mejor, los profesionales se centran en la longitud de sus ondas, la potencia del láser y su grado de precisión.

Por eso, lo mejor que puedes hacer es asesorarte por un especialista sobre cuál es la mejor elección para ti.

Salabrasión y Peróxido de hidrógeno

La salabrasión se realiza mediante la exfoliación de la zona del tatuaje y un masaje posterior que permite que la sal penetre por las zonas donde se ubica la tinta del tatuaje y, de este modo, las hace desaparecer. Es una técnica efectiva pero muy agresiva; por ello, los pacientes necesitan anestesia.

Por otro lado, el peróxido de hidrógeno se suelen emplear como un desinfectante para eliminar las bacterias que han quedado en el cuerpo después de eliminar los tatuajes. Es un tratamiento que necesita de mucha calma y constancia, puesto que se emplea a diario.

Covers

Este método consiste en tapar el tatuaje antiguo y sustituirlo por uno nuevo. Lo que se hace es aplicar el láser en las zonas que son más fáciles de borrar y se dibuja encima de las complicadas.

Cicatrices al eliminar tatuajes Métodos para eliminar tatuajes

Cuando se ha finalizado el proceso de eliminar el tatuaje, la zona de la piel aparece un poco enrojecida e inflamada. A pesar de ello, no queda ninguna señal de costra o herida dolorosa.

El enrojecimiento y la inflamación suele aparecer en la primera fase, pero termina cediendo después de las primeras 24/48 horas. Lo que sí que puede producirse es una desecación de la piel; a pesar de ello, tras un par de semanas se elimina esa capa y la piel se mostrará sin ningún daño.

Manteniendo las precauciones necesarias y siguiendo las instrucciones, puedes realizar este proceso sin que quede ninguna marca o cicatriz en la piel

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp