¿Cuánto gana un wedding planner? - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

Sueldo de un wedding planner

La preparación de un evento de tal magnitud e importancia como una boda, significa invertir una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para que todo salga a la perfección. Si a ello le sumamos la falta de información de la que disponen los novios acerca de organización de grandes eventos, los nervios y el estrés propios antes de la boda, y una larga  lista llena de etcéteras, entenderemos por qué cada vez se contratan más wedding planners para la planificación de bodas.

¿Cuánto suele ganar un profesional de al organización de bodas?

El wedding planner es la figura que se encarga de la preparación, desarrollo, coordinación y realización de todas las gestiones referentes a la celebración de una boda. Su trabajo permite que la pareja de novios pueda descargar en él todo el trabajo y esfuerzo necesarios para llevar a cabo el evento nupcial.

¿Quiere decir esto que el wedding planner tomará las decisiones de todo lo concerniente a la boda? Ni mucho menos.

 

¿Cómo trabaja un wedding planner?

En primer lugar, el wedding planner suele programar una entrevista con los novios para averiguar sus gustos y preferencias, además de proporcionarles ideas y alternativas que estos no hayan considerado. Una vez finalizada esta toma de contacto, y en base a las conclusiones a las que se han llegado durante la entrevista, el wedding planner elaborará un proyecto acorde al presupuesto de la pareja.

Una de las muchas ventajas de contratar un organizador de bodas es que estos suelen tener acordados una serie de descuentos con los proveedores de servicios nupciales, lo que dará a los novios cierto margen para incluir en su boda algunos detalles extras.

Después de elaborar un proyecto inicial, el wedding planner volverá a reunirse con los novios para exponerles el proyecto, ver si a estos les convence o si tienen alguna otra petición, y proponerles sugerencias.

Gracias a su formación especializada en eventos nupciales, a su experiencia y a los contactos que posee en este mundo, será posible que el wedding planner organice íntegramente una boda adaptada 100% a al gusto de sus clientes, convirtiendo su boda en todo aquello que deseaban y que ni siquiera habían sido capaces de imaginar.

De esta manera los novios no deberán dejar de lado sus quehaceres diarios y vida laboral en pro de innumerables entrevistas con floristas, lugares de ceremonias, caterings, maquilladores y diversos proveedores. El organizador de bodas se encargará de todo y ofrecerá la información que obtenga y que coincida con los deseos de los novios a estos, quienes siempre tendrán la última palabra.

Asimismo, una vez que llegue el día de la boda, el wedding planner se encargará de que todas las tareas y detalles se coordinen a la perfección: las fotos, la decoración,  la llegada de los invitados y su ubicación en la ceremonia o el banquete, la propia ceremonia, el catering…

 

Sueldo del wedding planner

El sueldo de un wedding planner es una de las cuestiones que nos rondan la cabeza cuando valoramos dedicarnos a tal profesión, dado que es un sector relativamente nuevo en España del que aún desconocemos mucha información. De ahí que en muchas ocasiones nos preguntemos si es posible vivir del trabajo de wedding planner, a lo que la respuesta es un rotundo sí.

Sin embargo, el sueldo medio de un organizador de bodas puede variar en gran medida dependiendo de muchos factores, como veremos a continuación.

La experiencia es una de las características que hará que un wedding planner facture más a lo largo del año, ya que los honorarios de una un organizador de eventos con varios años de experiencia a sus espaldas, probablemente sean más altos que los de una persona que acaba de empezar a trabajar en el sector.

Una de las cuestiones importantes que hará que tu facturación sea mayor será la formación que hayas cursado para convertirte en un profesional en este campo. Como ocurre en todas las especialidades, hay cursos de mayor y menor calidad.

Es sumamente importante que te informes bien antes de matricularte en un curso de wedding planner, asegurándote de que el temario de este es lo suficientemente completo para prepararte en el desempeño del trabajo y que el centro de estudios cuente con una plantilla de docentes compuesta por grandes profesionales del sector con amplia experiencia en el mismo. Además, resultará muy conveniente que se incluyan prácticas laborales, ya que ello supondrá una primera toma de contacto con el trabajo real.   

Debes saber fijar unos precios realistas y acordes a las horas que vas a tener que invertir en la planificación de un evento nupcial. Si eres nuevo en el sector, es comprensible, tal y como comentábamos, que los precios por tus servicios se adecúen a tu situación. Sin embargo, no debes caer en el error de fijar para dichos servicios unos precios tan bajos que no te permitan ni siquiera cubrir gastos.

Es necesario contar con ciertos conocimientos sobre contabilidad, además de conocer todos aquellos impuestos a los que tendrás que hacer frente y cuáles van a ser los gastos, tanto fijos como variables, cada mes.

No olvides tener en cuenta las horas que vas a invertir en la planificación de una boda. Se calcula que para la planificación y organización de una boda por completo, el wedding planner trabaja alrededor de 200 horas.

Debemos contabilizar las horas de la entrevista inicial y las posteriores reuniones con los novios, junto con todas aquellas llamadas de teléfono y correos electrónicos para comunicarnos con ellos y conseguir tomar decisiones sobre el evento.

También incluiremos el tiempo de elaboración del proyecto de boda y su presupuesto, las visitas al lugar de celebración para tomar medidas y anotar detalles para el diseño de la decoración, la ejecución de distintas propuestas de diseños decorativos para que los novios puedan escoger entre ellas, las reuniones, llamadas y correos con los diferentes proveedores.

Y por supuesto, el día de la boda, durante el cual el wedding planner se encargará del montaje de la decoración, la supervisión y la coordinación de cada detalle. A lo largo de este día, el wedding planner trabajará aproximadamente 12 horas.

Tampoco debemos olvidar que tener un asesor personal para tu boda, disponible para dudas y consultas a cualquier día y a cualquier hora, es algo que se debe valorar.

Otro factor del que dependerá nuestra facturación es la zona de actuación. No es lo mismo organizar una boda en una capital de provincia, donde nos resulte más sencillo desplazarnos y en la que exista un mayor número de distribuidores a nuestro alcance, entre otras cosas, que en un pequeño pueblo con pocos habitantes alejado de estas facilidades.

La reputación será otro de los factores claves que marcará la facturación de un organizador de bodas. En este punto son muy importantes dos cuestiones, el boca a boca y un buen marketing digital.

En cuanto al boca a boca, está claro lo que debemos hacer para conseguir que nuestros clientes hablen bien de nosotros: realizar un excelente trabajo en todas y cada una de las bodas que planifiquemos, independientemente de quiénes sean los novios o de si se trata de una boda de gran alcance o de una pequeña ceremonia con unos cuantos invitados. Siempre llevaremos a cabo un servicio intachable que haga que nuestros clientes queden satisfechos y contentos, y nos recomienden a amigos y conocidos.

Respecto al marketing digital, es recomendable ser poseedores de una página web que actúe a modo de presentación, y mediante la cual nuestros potenciales clientes puedan conocernos. También es relevante la presencia en redes sociales, que nos proporcionarán un modo de publicitarnos y harán que lleguemos a un mayor número de personas.

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp