¿Son difíciles las oposiciones a celador? - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

¿Son difíciles las oposiciones a celador?

Sea cual sea tu edad, las oposiciones siempre son una gran oportunidad para mejorar laboralmente. Seguro que a ti también te gustaría tener un trabajo fijo y disfrutar de las ventajas de ser funcionario.

Pero a la hora de dar el paso siempre hay algo que te echa para atrás.

Puede que el problema principal que te encuentres sea el hecho de tener que estudiar y preparar las oposiciones cuando normalmente andas justo de tiempo y de ganas. Puede que tampoco cuentes con una titulación cualificada para la oposición deseada. O quizás, sean ambas cuestiones las que impiden lanzarte a por tus nuevos objetivos.

No obstante, como todo en esta vida, hay opciones más sencillas que otras. De hecho, existe una serie de oposiciones consideradas “fáciles”, entre las que se incluye la de celador.

Estudiar oposiciones a celador

Oposiciones a celador, ¿por qué se consideran “fáciles”?

Cuando hablamos de oposiciones, por norma general, no hay nada que sea sencillo. Pero lo cierto es que podemos establecer un baremo de dificultad si tenemos en cuenta los requisitos mínimos que piden para presentarse, el temario que hay que estudiar y el número de plazas que se ofertan.

En el caso de las oposiciones a celador se dan las siguientes características:


1-Los requisitos mínimos son muy básicos:

a) Ser mayor de 16 años.

b) Tener, al menos, el título de Educación Secundaria Obligatoria.

c) Ser ciudadano español o de otro país integrante de la Unión Europea.

d) No presentar enfermedades ni limitaciones que impidan el desempeño de las funciones del puesto. En este aspecto, las Comunidades Autónomas pueden reservar plazas para personas con discapacidad.

Como ves, la titulación que se exige como requisito indispensable es poseer el título de la ESO o equivalente. Por tanto, es una oposición accesible prácticamente para todos. Así que, si siempre te ha gustado la idea de trabajar en hospitales o en el ámbito sanitario, aquí tienes la oportunidad de hacerlo sin necesidad de contar con una formación universitaria sanitaria.


2-El temario no es extenso.

El temario depende del Servicio de Salud que convoque las plazas, pero normalmente no suele ser extenso, lo cual hace que sea bastante llevadero.

Cada Comunidad Autónoma se encarga de convocar sus propios procesos de selección. Así que cada año elaboran un temario teniendo en cuenta sus particularidades. Estos temarios se publican en los Boletines Oficiales de cada Comunidad, aunque siempre hay contenidos comunes a todos:

a) La Constitución de 1978, los Derechos Fundamentales y los que confieren a la Salud.

b) Temas relacionados con la labor del celador dentro de un centro de salud, cuáles son sus funciones, su protocolo de actuación y el organigrama del sistema sanitario. En este último punto, cada Comunidad Autónoma tiene su propio organigrama y en esto puede que varíe el temario de unos a otros.

Queda claro que cada vez que se convocan nuevas oposiciones el temario puede ser modificado, así que no olvides comprobar si ha habido cambios con respecto al que estás estudiando.


3- El número de plazas que se ofertan es extenso en toda España.

Así es, hay convocatorias de oposiciones con mucha frecuencia y con gran oferta de plazas.

Esto es así porque el celador se ha convertido en personal imprescindible para el correcto funcionamiento de los hospitales, ya que a esta figura se le confieren distintas funciones y puestos.

Además, debes tener en cuenta que puedes presentarte a estas oposiciones en cualquier Comunidad Autónoma, lo cual hace que se multipliquen tus opciones para conseguir la plaza deseada.

 

¿Cómo son los exámenes de la oposición a celador?

Al margen de si es fácil o difícil, la oposición a celador es un proceso de selección que consta de una prueba tipo test, que debes superar para poder pasar a la siguiente fase, el concurso de méritos.

En la valoración de méritos puntúan aspectos como la experiencia laboral que tengas en el sector, los títulos de cursos de formación relacionada con el puesto y otras habilidades como puede ser el conocimiento de lenguas extranjeras, que cada vez se valora mejor.

Así que, si ya has trabajado como celador en el sector sanitario (residencias, centros de rehabilitación, lavandería, ambulancias…) o tienes títulos de cursos relacionados con la especialidad, puedes consultar el baremo de méritos para saber cuántos puntos tienes.

Los trabajos de celador en instituciones públicas puntúan más que en privadas. Y si son trabajos realizados en la misma Comunidad Autónoma, puntúan aún más que si son en otra administración.

Aunque los méritos no son en sí una prueba, lo cierto es que son muy importantes para alcanzar la plaza deseada. Por lo tanto, revisa dicho baremo y ten toda la documentación preparada para presentarla cuando sea preciso. Y si necesitas aumentar tus méritos, este es el momento de ampliar tu formación realizando cursos para celadores.

 

¿Cómo puedes preparar las oposiciones a celador?

Si ya has decidido presentarte a las oposiciones a celador, debes plantearte cómo vas a prepararte. Recuerda que, aunque puedan ser consideradas “fáciles”, estudiar unas oposiciones no es una tarea sencilla que puedas hacer en dos días. Vas a tener mucha competencia y, por tanto, debes esforzarte y dedicarle tiempo.

Para preparar tus exámenes tienes varias opciones, todas con sus pros y sus contras:

-Acudir a una academia de forma presencial. Es la forma más recomendable de preparar los exámenes y conseguir los mejores resultados. En una academia en la que imparten cursos de celador vas a encontrar un ambiente propicio para el estudio, te van a facilitar el temario actualizado y vas a estar informado de las convocatorias.

Pero la razón más importante para acudir a una academia es, sin duda, que en todo momento vas a estar apoyado por el equipo de tutores y profesores que resolverán todas tus dudas y seguro que, por su experiencia, sabrán darte más de un truco para enfrentarte a estas exigentes pruebas.

Obviamente, estudiar en una academia no es la opción más económica, aunque seguramente sí sea la más rentable por los resultados que puedes obtener.

-Estudiar en una academia a distancia. Si por tus horarios o falta de tiempo, no puedes desplazarte a una academia, tienes la opción de seguir las clases en formato online desde tu casa. De esta forma tendrás más flexibilidad horaria, podrás avanzar a tu ritmo y contarás con el apoyo de un tutor. Es una buena opción para personas organizadas y metódicas.

-Estudiar por tu cuenta es la opción más económica y con más flexibilidad horaria. Tan solo tienes que descargarte de Internet los cursos y temarios que encuentres (que los hay), aunque te arriesgas a que estén obsoletos o no sean los adecuados.

Además, tendrás que estar atento a las convocatorias y, lo que es más importante de todo, no vas a contar con la ayuda de nadie. Tendrás que buscarte la vida para encontrar respuesta a las dudas que se vayan presentando a medida que avanzas en el temario.

Al margen del tema económico, lo que realmente debes valorar es tu capacidad de organización. Si eres de los que las ocupaciones te consumen todo el tiempo, o bien, en casa no encuentras la concentración adecuada, es mejor que te plantees ir presencialmente a la academia si quieres lograr tus metas.

 

Como has podido comprobar, las oposiciones a celador no son complicadas, aunque requieren tiempo, esfuerzo y preparación. Si quieres destacar por encima de tu competencia, dispones de diferentes cursos de celador para aumentar tus méritos y para prepararte las pruebas de las oposiciones. Tienes muchas oportunidades de conseguir tu plaza y darle a tu vida el cambio que estás buscando, ¿vas a dejar escapar la ocasión?

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp