ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Cómo pasar de becario a empleado: el decálogo que te llevará al éxito

Todo el mundo, o casi todo, ha tenido un contrato de becario en algún momento de su vida laboral, es la mejor manera de adquirir tu primera experiencia laboral y comenzar a hacer contactos. En la actualidad, este tiempo dura más que antes pero, en ocasiones, es posible pasar de ser becario en una empresa a empleado.

Becaria en una reunión de empresa

Claves para lograr un contrato de trabajo después de una beca

Estas son las siete claves que te ayudarán a conseguir un contrato laboral después de haber tenido un contrato de becario en la misma empresa:

  1. Los detalles marcan la diferencia: se responsable. Por ejemplo, llegar puntual o antes de tiempo son pequeñas detalles que las empresas valoran positivamente.
  2. Conoce previamente la empresa: es importante que tengas conocimientos previos de la compañía antes de ir por primera vez a tus prácticas. En algunos casos, para realizar estas prácticas es necesario realizar una entrevista previa, este es un buen momento para demostrar tus conocimientos.
  3. Ten iniciativa: te recomendamos que seas proactivo y tengas iniciativa para tomar algunas decisiones.
  4. Muestra compromiso: la poca predisposición es algo que nunca gusta. Por ejemplo, si te mandan una tarea justo antes de acabar el día, lo mejor es que la hagas de la mejor forma posible, aunque tengas que quedarte 15 minutos más.
  5. Consulta todas tus dudas: la curiosidad es buena, muestra tus ganas de aprender y te ayudan a integrarte en la empresa.
  6. Intégrate en el equipo: el trabajo colectivo ayuda a obtener mejores resultados.
  7. Se generoso: la calidad humana es algo importante y valorable.

¿Qué posibilidades tienes de obtener un contrato tras las prácticas?

Las posibilidades de conseguir un contrato tras haber terminado tu período de prácticas es del 35%; sin embargo, estas posibilidades varían en función del sector en los que estés trabajando. 

En la actualidad, las áreas de trabajo que contratan a más profesionales una vez terminado su convenio de prácticas son:

  • Despachos de abogados: son los espacios que más contratan a los becarios una vez finalizado su período de prácticas.
  • Ingeniería: especialmente de la ingeniería informática.
  • Departamentos comerciales y áreas técnicas.

Convertir tus prácticas en un contrato, ¿sí o no?

Las ventajas de que una empresa te contrate una vez terminadas tus prácticas son:

  • La empresa te ha formado y ha gastado una cantidad de tiempo y dinero en educarte.
  • Conoces el ambiente y no tendrás que adaptarte.
  • Entiendes los objetivos de la empresa y sabrás desarrollarte profesional y personalmente.
  • Estabilidad económica, autonomía y desarrollo personal.
Becarios con un ordenador

Por el contrario, los principales inconvenientes son:

  • No tienes oportunidad de probar en otras empresas.
  • Limitas tu experiencia laboral a una sola empresa, lo que te impide crecer profesionalmente.
  • Algún compañero puede no tomarte en serio y que te siga considerando el becario.

Consejos para tener buenas relaciones laborales

Un buen ambiente de trabajo es fundamental para que crecer profesional y personalmente. Por ello, te damos unos consejos que pueden ayudarte a establecer estas buenas relaciones laborales:

  • Conoce a tus compañeros: dedica tiempo e interés en conocer sus gustos y aficiones.
  • Escucha: debes mostrar interés en las opiniones de tus compañeros. Es la forma de ganarte el respeto y te ayudará a comenzar a participar en conversaciones.
  • Tienes que ser simpático: una sonrisa desde el primer día puede ayudarte a enviar un buen mensaje a tus compañeros. Además, no debes olvidar sus nombres y saludar al entrar en la oficina y despedirte cuando te marchas.
  • Evita los cotilleos: no te unas a esos compañeros que solo hacen hablar de los demás, te ganarás la desconfianza del resto.
  • Agradece la ayuda: es cierto que, en la mayoría de las ocasiones, la gente te ayudará desinteresadamente. Aun así, a todo el mundo le gusta sentirse apreciado.
  • Ofrece tu ayuda: si hay algo que tus compañeros no saben hacer y tú si ofrecete para ayudarles.
  • Participa en los eventos de la empresa: si en tu oficina hacen rituales cada cierto tiempo, como cenas o desayunos de equipo, participa en ellos desde el principio, aunque no te sientas completamente cómodo.
  • Actúa como mediador: es bueno que, si ves que está ocurriendo un problema, trates de interceder para que no afecte al entorno laboral.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp