Funciones del celador en el hospital - ESSAE Formación
ESSAE
Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314
UPSA

Funciones del celador en el hospital

Quizás no seas consciente de que el celador es el primer eslabón del sistema sanitario. Es la primera persona que recibe en un hospital a los pacientes y también suele ser la última en despedirse.

Además, a lo largo de su estancia dentro de un centro sanitario, el paciente estará en contacto con más celadores, puesto que estos trabajadores no sanitarios se encuentran prácticamente en todas las unidades hospitalarias, desarrollando funciones muy variadas.

Si estás pensando en opositar para celador o en formarte para trabajar en un hospital privado, debes conocer cuáles son todas tareas de esta figura tan esencial, cuyo trabajo, a veces, pasa desapercibido.



¿Cuáles son las funciones del celador sanitario?

La mayoría de las personas conocemos que los celadores, dentro de un hospital, se ocupan de levantar y acostar a los pacientes, asearlos, trasladarlos a las pruebas que les correspondan, tramitar determinado papeleo… Pero existe un largo etcétera de funciones, que no todos sabemos, y que están recogidas en un estatuto del año 1971.

Aunque dicho Estatuto de Personal No Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias (5/7/1971) pueda parecer obsoleto, puesto que hace distinciones entre trabajos de hombres y mujeres, sigue siendo el documento vigente que explica las funciones del celador en el artículo 14, punto 2.

No obstante, dependiendo del  tipo de tarea, podemos agruparlas en:


1-Labores de cuidado del paciente

Sin duda, la principal función del celador consiste en asegurar al máximo posible el bienestar del paciente a través de distintas tareas. Concretamente nos referimos a las siguientes funciones que formula el Estatuto de 1971:

- Los celadores tienen a su cargo el traslado de los enfermos, tanto dentro de la Institución como en el servicio de ambulancias.

- Ayudan a las enfermeras a movilizar y trasladar a los enfermos encamados para hacerles las camas y para la colocación y retirada de las cuñas.

- Pueden encargarse de lavar y asear a los enfermos encamados o que no puedan realizarlo por sí mismos.

- Rasuran a los pacientes que vayan a ser sometidos a intervenciones quirúrgicas en aquellas zonas de su cuerpo que lo requieran.

 

2-Tareas de guardia y vigilancia

Dentro de este tipo de funciones, el objetivo principal del celador es velar porque se cumplan las normas de convivencia y cuidado de las instalaciones por parte de los enfermos y también de los visitantes. Según el Estatuto, las funciones concretas son:

-Realizar los servicios de guardia que correspondan dentro de los turnos que se establezcan.

-Cuidar, al igual que el resto del personal, de que los enfermos no hagan uso indebido de los enseres y ropas de la Institución, evitando su deterioro o instruyéndoles en el uso y manejo de las persianas, cortinas y útiles de servicio en general.

-Vigilar las entradas de la Institución, permitiendo el acceso solamente a las personas autorizadas para ello.

-También se encargan de la vigilancia nocturna, tanto del interior como del perímetro exterior del edificio comprobando que estén cerradas las puertas de servicios complementarios.

-Velar por conseguir el mayor orden y silencio posible en todas las dependencias hospitalarias.

-Informar a sus superiores de los desperfectos o anomalías que pueden encontrar en la limpieza y conservación del edificio y material.

-Vigilar el acceso y estancias de los familiares y visitantes en las habitaciones de los enfermos, evitando toda aquella acción que perjudique al propio enfermo o al orden de la Institución.

- También, los celadores pueden recibir la asignación de ser ascensoristas.


3-Funciones específicas según el área en la que trabajen

Los celadores también deben aprender otras funciones dependiendo del puesto en el que trabajen, ya que pueden ser celador en la UVI, en rehabilitación, de lavandería, almacenero, de planta, de dependencias administrativas, de urgencias, de puerta… Normalmente, estas tareas serán encomendadas por los supervisores y personal sanitario.

-En los quirófanos, los celadores auxiliarán en todas aquellas labores propias del servicio. Trasladan a los pacientes de la unidad correspondiente a los quirófanos, transportan el material, aparatos, documentación o mobiliario que se les requiera.

- También es tarea de los celadores ayudar a las enfermeras o personas encargadas a preparar y, posteriormente, a trasladar a los enfermos fallecidos.

- Ayudan a practicar autopsias desarrollando funciones auxiliares que no requieran hacer uso de instrumental sobre el cadáver. Limpian la mesa de autopsias y la propia sala.

- Cuidan de los animales que se utilizan en los quirófanos experimentales y laboratorios, alimentándolos, manteniendo limpias las jaulas y aseándolos, siguiendo siempre las indicaciones que reciban de los médicos, supervisores o enfermeras.

- Los celadores también ejercerán funciones similares a las anteriores que les sean encomendadas por sus superiores y que no hayan quedado específicamente reseñadas.


¿Qué necesitas estudiar para ejercer las funciones de celador?

Si, tras leer toda esta información, entre tus preferencias están las profesiones que implican el servicio y la ayuda a los demás y te consideras una persona comunicativa, con paciencia y empatía, ser celador puede ser una salida laboral que debes considerar.

Para trabajar de celador en el sistema sanitario público existen unos mínimos requisitos que debes cumplir para poder presentarte a las oposiciones:

-Tener nacionalidad española o de cualquier otro estado de la Unión Europea.

-Tener 16 años cumplidos en el momento de presentarte a las oposiciones.

-Estar en posesión del título de la ESO o equivalente.

Estas oposiciones no se consideran complicadas, ya que los requisitos son muy básicos y el temario que debes preparar no es amplio.

El cuestionario se agrupa en tres temáticas: normativa general (como por ejemplo, la Constitución Española), normativa sanitaria básica y labores administrativas básicas.

No obstante, aunque no son pruebas difíciles, sí que tendrás mucha competencia por lo que es necesario que estudies y prepares las oposiciones con tiempo y dedicación si quieres alcanzar tu meta.

Si no quieres prepararte las oposiciones, también puedes ejercer las funciones de celador en un hospital privado. En este caso, tener un buen currículum será esencial para conseguir la plaza. Por eso, si quieres destacar por encima de los demás es fundamental que estés formado adecuadamente, además de contar con experiencia en el sector.

En Internet puedes encontrar multitud de cursos de celador que te van a preparar y enseñar cómo debes ejercer esta profesión y, también, van a servir para aumentar tus méritos de cara a las oposiciones.

Si te cuesta decidir cuál es el curso de celador más adecuado conviene que aquel que elijas cumpla con dos aspectos fundamentales:

1-Que sea un curso de celador desarrollado en una academia con profesores expertos en el ámbito sanitario.

Lo ideal es que acudas presencialmente, pero la opción online también es muy ventajosa, sobre todo si no dispones de mucho tiempo.

2-Que el curso te ofrezca la oportunidad de desarrollar prácticas reales en centros sanitarios.

Las prácticas son el mejor aprendizaje que podrás llevar a cabo. Además de capacitarte para enfrentarte a situaciones reales, esta experiencia podría acabar siendo tu primer trabajo como celador.

Ya conoces cuáles son todas las funciones de un celador, ahora te toca a ti elegir las que más te gusten y formarte con un curso de celador que te capacite para poder desarrollarlas profesionalmente.

 

 

Categorías

Últimos posts

BECAS y AYUDAS para tu curso profesional
¡Te damos toda la información!


900 264 314

Dínos quién eres
Déjanos un teléfono
¿Nos dejas tu email?
¿En qué provincia vives?
Acepta las condiciones
Whatsapp