ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Errores típicos siendo becarios

La falta de experiencia y la ilusión llevan a los becarios a intentar destacar y, en muchas ocasiones, a cometer errores.

Jefe criticando a una becaria por un error

10 errores famosos que cometes cuando eres becario

En ESSAE te traemos los 10 errores típicos que suelen cometer todo el mundo durante su primer contrato de becario.

  1. Aquí tienes responsabilidades: es importante que adquieras un método de trabajo que pueda ayudarte a resolver tus dudas por ti mismo. Si no lo consigues, siempre puedes pedir ayuda, pero lo mejor es primero intentarlo.
  2. No reconocer al jefe: en la mayoría de las empresas la entrevista no la realiza el jefe, sino un empleado de recursos humanos. A pesar de ello, es importante que le pongas cara, para no evitar errores y hablar de más si te lo encuentras un día en el ascensor.
  3. Poner mala cara: los primeros días suelen estar destinados a cosas muy mecánicas, para que vayas adquiriendo experiencia y te permite aprender de cualquier empresa. Por ello, es importante que te muestres predispuesto a ello y que esto se vea reflejado en tu cara.
  4. Dar lecciones al jefe: los estudios solamente sirven para adquirir los conocimientos básicos, la experiencia es la mejor arma de aprendizaje. Por ello, lo mejor es ser humilde y mostrar ganas de aprender.
  5. El móvil encima de la mesa: lo mejor es que, especialmente los primeros días, lo guardes. No por nada, sino para evitar mirarlo y que tu jefe te descubra contestando un mensaje, aunque sea un segundo.
  6. No atender a los consejos o indicaciones: puede que lo que te estén diciendo te parezca una tontería, aun así, lo mejor es escuchar con buena cara y aceptar toda la ayuda que te ofrezcan.
  7. No aprovechar las oportunidades: los pequeños detalles son aquellos que marcan la diferencia, por eso es importante que sepas identificar las oportunidades y aprovecharlas.
  8. Llegar tarde: no hay nada peor que eso. Un día no pasa nada, todo el mundo se retrasa por algún motivo que no puede controlar. Aun así, debes intentar ser puntual siempre y dar una buena imagen.
  9. No vestir de forma correcta: es cierto que hay muchas empresas que no prestan atención a la ropa, pero hay otras que tienen establecido unos criterios que debes cumplir.
  10. No terminar la tarea: da mala imagen y, en esa etapa, estás siendo observado constantemente. Por eso, es mejor salir tarde que dejar un trabajo a la mitad.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp