ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Convenio de prácticas: aprende qué es y no te dejes engañar

El convenio de prácticas está pensado para aquellas personas que, sin haber terminado su formación, desean empezar a adquirir experiencia laboral sobre el curso que están realizando.

¿Qué es un convenio de prácticas?

Se conoce como convenio de prácticas al documento que firman un alumno, su centro de estudios y la empresa donde va a adquirir su experiencia profesional. En estos casos, la relación entre el estudiante y la compañía no es laboral; es decir, se le incluye como aprendiz.

Un profesional enseñando a un becario con convenio de prácticas

En la actualidad, no existe un único convenio de prácticas y cada escuela tiene un documento con toda la información necesaria para elaborarlo. En ESSAE trabajamos con más de 3.000 empresas colaboradoras en las que, una vez terminada tu formación teórica, podrás poner en práctica todos tus conocimientos.

¿Cuánto tiempo dura un convenio de prácticas?

No existe un período de tiempo determinado para el desarrollo del convenio de prácticas, suele depender de:

  • Duración y organización escolar.
  • Calendario académico.
  • Épocas de exámenes.
  • Preferencias del alumno.

Aunque depende de estos factores, los convenios de prácticas suelen durar entre 1 y 6 meses; además, el estudiante puede acudir a la empresa a tiempo completo o a media jornada.

En nuestra escuela tenemos distintos períodos de duración de las prácticas, en función de la formación que estés realizando. Por ello, podrás disfrutar de 250 horas prácticas en másteres como el Técnico Celador o 200 horas en otros como el curso de Dietética y Nutrición.

En el caso de prácticas extracurriculares no pueden superar un tiempo máximo del 50% de la duración del curso escolar; además, su realización no puede interferir con la actividad académica del estudiante. 

¿Qué información recoge un convenio de prácticas?

Aunque no existe una estructura fija para la realización de un convenio de prácticas, todos suelen incluir la misma información y seguir una estructura muy similar:

  • Partes interesadas: aparecen los datos de contacto, el CIF y los representantes legales del centro de estudios y la empresa.
  • Descripción del puesto: se deben explicar las tareas que va a realizar el alumno así como las obligaciones de la empresa. También se debe especificar el inicio y el final del convenio, el tipo de jornada y si el estudiante recibe algún tipo de ayuda.
  • Normativa: las reglas que, tanto la escuela como la empresa, estipulan que el estudiante tiene que cumplir.
  • Seguros: hay que especificar las coberturas que tiene el estudiante.
Apretón de manos tras firmar un convenio de prácticas

Requisitos para firmar un convenio de prácticas

Estos convenios se pueden realizar con aquellos alumnos que están realizando estudios cursos formativos; además, no se establece ningún límite de edad y la única restricción es que el estudiante no puede tener una relación laboral con el lugar donde se hacen las prácticas.

Los alumnos cuentan con un tutor del centro y otro de la empresa, ambos se encargarán de supervisar que se está cumpliendo el convenio y emitirán informes sobre la experiencia del becario.

En este informe se detallan las habilidades que el estudiante ha adquirido, así como la capacidad de trabajo en equipo, la puntualidad, su comportamiento laboral y sus capacidades técnicas.

¿En qué se diferencian un contrato de prácticas de un convenio de prácticas?

Es importante que, cuando estés hablando de una persona que está realizando prácticas, sepas diferenciar entre un contrato o un convenio de prácticas. Es cierto que los nombres son parecidos, de ahí que puedan llevar a error, pero existe una diferencia fundamental que te ayudará a distinguirlos.

Para poder realizar un contrato de prácticas es necesario que el alumno haya terminado su formación; es decir, ya no tiene ninguna relación académica con su escuela y firmará un contrato laboral. En otras palabras, el trabajador estará cotizando a la Seguridad Social y debe disfrutar de un sueldo.

Por su parte, para hacer un convenio de prácticas el alumno debe estar formándose en ese momento; además, esta experiencia laboral forma parte de su plan de estudios, de ahí que el tiempo de duración venga estipulado por la escuela. 

Del mismo modo, su realización es obligatoria para poder obtener la titulación; de no hacerlo el estudiante no la conseguirá. En este caso la empresa no tiene la obligación de otorgar al estudiante ninguna remuneración, aunque muchas optan por ofrecer una ayuda al estudio.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp