ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

Contrato de becario: ¿qué saber para que no te engañen?

Los becarios son aquellos alumnos que, antes de finalizar sus estudios, realizan prácticas en una empresa. Estos estudiantes, procedentes de un centro académico, no tienen que firmar ningún contrato, lo que firman es un convenio de colaboración educativa.

Las prácticas en empresas de los estudiantes; es decir, los becarios, no deben confundirse con otros tipos de contratos formativos, en especial con el contrato en prácticas para los recién titulados.

Becaria tomando apuntes

Requisitos del contrato de becario

Existen una serie de requisitos para que un estudiante pueda firmar un contrato de becario. Lo primero que tiene que ocurrir es que haya un acuerdo entre la escuela formativa y la empresa; esto se conoce como convenio de prácticas.

En ESSAE tenemos convenio con más de 3.000 empresas para asegurarte una formación práctica de calidad. Por ejemplo, con nuestros cursos podrás desarrollar tu carrera profesional en compañías tan importantes como Adeslas o Sanitas, entre otras.

El objetivo de esta colaboración entre el estudiante, el centro de estudios y la empresa es fomentar la inserción laboral del alumno; de ahí la importancia de la cooperación de las tres partes.

Características del contrato de becario

En España, la retribución, por parte de las empresas a los alumnos, para la realización de prácticas no es obligatoria. En la actualidad, lo normal es que las compañías no otorguen ninguna ayuda por las prácticas curriculares mientras que, por las extracurriculares, si suelen ofrecer alguna compensación.

El Estatuto de los Trabajadores no regula el contrato de los becarios; por ello, el número de horas y la cantidad económica recibida depende del centro educativo y de la empresa. 

¿Se cotiza en la Seguridad Social?

Solo se cotiza a la Seguridad Social aquellas prácticas que son remuneradas; si no lo son, no hace falta que se dé de alta al estudiante.

Según la Ley 27/2011, del 1 de agosto, se establece el reconocimiento de los becarios a ser dados de alta en la Seguridad Social en caso de estar incluidos en programas de formación remunerados, los cuales están vinculados a formación profesional o estudios universitarios.

¿Qué tipo de contrato se le hace a un becario?

En la actualidad se pueden observar distintos tipos de contrato para becarios, los cuales no hay que confundir con el convenio de prácticas. El contrato para becarios no depende de ningún convenio formativo, es una contratación laboral que está relacionada con la inexperiencia y la juventud del aspirante.

Dentro de los contratos formativos podemos encontrar el contrato para la formación y el aprendizaje y el contrato en prácticas; pero los becarios no estarían incluidos en ninguno de los dos anteriores porque su horario y su sueldo iría en función del convenio de su beca.

En el caso del contrato de un becario, lo que se hace es un convenio de colaboración entre el estudiante, el centro educativo y la empresa. El objetivo es que el trabajador aplique lo que ha aprendido mediante una jornada laboral reducida, unas 200 horas de prácticas.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp