ESSAE Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos Emagister Cum Laude

¿Necesitas más información?

telefono900 264 314

¿Cómo ser celador de hospital?

Si tienes vocación de ayudar y te atrae la idea de trabajar en un hospital sin poseer una titulación universitaria sanitaria, puedes considerar el trabajo de celador como una salida laboral relativamente sencilla de alcanzar.

Para ser celador de hospital, al igual que de cualquier otra institución, tienes dos opciones:

1-Presentarte a las oposiciones que se convocan para los hospitales públicos. Los hospitales necesitan celadores para su correcto funcionamiento por eso la oferta de plazas para el sector público es bastante extensa y son frecuentes las convocatorias de oposiciones en todo el territorio nacional.

Otras razones que pueden animarte a preparar las oposiciones a celador es que los requisitos son muy básicos, basta con poseer el título de la ESO o equivalente. Además, el temario que hay que prepararse no es complicado ni amplio. Sin duda, es una buena opción si lo que buscas es un trabajo estable con las ventajas de ser un funcionario.

2-Presentarte a los procesos de selección que convocan los hospitales privados. A diferencia del sector público donde prima la nota de los exámenes, en este caso, conseguir la plaza de celador en un hospital privado va a depender esencialmente del currículum que puedas presentar, en definitiva, de tu experiencia laboral y de tu formación.

 

Formación, la base de tu nuevo trabajo.

Para ser celador, ya sea en un centro público o privado, es importante que cuentes con la mejor formación posible.

Estos conocimientos son esenciales para que sepas cómo debes desarrollar tu trabajo, tratar con pacientes, funciones y otros detalles que, como futuro celador, debes aprender para desenvolverte profesionalmente.

Como es lógico, la formación específica y continuada es esencial para tu currículum si quieres conseguir una plaza de celador en un centro privado, pero también público. Esto es así en los casos en los que las oposiciones conllevan un concurso de méritos. Ten en cuenta que en la mayoría de los baremos de los concursos de méritos puntúan los cursos relacionados con la sanidad.


¿Necesitas más méritos?

Si apenas tienes méritos y quieres aumentar tus posibilidades de conseguir plaza, conviene que realices algún curso de celador.

Como aún no existe una formación reglada de celador, los hospitales y centros privados, así como la administración pública valoran los cursos específicos que estén relacionados con las funciones que desarrolla un celador.

Estos cursos, online o presenciales, además de prepararte para desempeñar con soltura las tareas que tiene un celador en un hospital, serán esenciales para mejorar tu currículum y destacar por encima de tu competencia.

 

¿Qué tipo de formación necesitas para ser celador de hospital?

Los celadores son personal no sanitario que está al servicio de las instituciones sanitarias y tienen definidas unas funciones determinadas. Así que el curso de celador que elijas, sea online o presencial, debe facilitarte el aprendizaje de las  funciones básicas que vas a desempeñar.

Entre las tareas habituales del celador están las de trasladar y movilizar a los pacientes, pero también, gracias a la formación, podrás encargarte de la higiene y aseo del paciente, de la desinfección y esterilización del material instrumental, recogida de muestras biológicas, traslado de documentación, entre otras funciones.

En principio, como futuro celador de hospital, estudiarás todas las tareas, pero posteriormente te podrás especializar, según tus preferencias (urgencias, administración, quirófano,…)


Prácticas, más cerca de tu primer empleo como celador de hospital

Además de la formación, la experiencia es imprescindible para lograr la plaza deseada, tanto en el ámbito privado como en los concursos de méritos de las oposiciones de los hospitales públicos. Pero si estás empezando en este sector, conseguir tu primer empleo puede que no te resulte sencillo.

Por ello, a la hora de decidirte por un curso de celador conviene que, junto con la formación teórica, te oferten prácticas profesionales en hospitales, clínicas o residencias con el fin de completar la formación que te capacite como profesional y que, además, suponga tu primera experiencia como celador que ya puedes incluir en tu currículum de cara a tener más opciones en los procesos de selección.


Actitudes de un buen celador de hospital

Ya hemos visto que para ser celador de hospital hay que tener una buena formación, acceso a prácticas y experiencia profesional. Pero al margen de estas aptitudes, existe una serie de actitudes y habilidades que, aunque no muestres en tu currículum vitae, son básicas para desempeñar correctamente tu labor de celador en un hospital.

Puedes hacer un autoanálisis para saber si las posees todas o si, por el contrario, debes intentar fomentarlas. Sea cual sea el resultado, debes tenerlas en cuenta porque también son importantes si quieres ser un buen celador:

1- Empatía. Es decir, que seas capaz de percibir los sentimientos y emociones e incluso ponerte en el lugar de los pacientes. De esta manera serás un gran apoyo para ellos y les ayudarás a llevar mejor la situación que estén atravesando.

2- Templanza. En un hospital se suceden todo tipo de situaciones, algunas realmente estresantes, sobre todo en urgencias. Sea cual sea la situación que estés atravesando debes transmitir sensación de templanza y serenidad para que no cunda el pánico entre los que están a tu alrededor.

3- Comunicación. Los familiares, los propios pacientes, el personal sanitario… todos pueden pedirte información o ayuda en un determinado momento. Saber escuchar y transmitir los mensajes justos y adecuados es una gran habilidad que sabrán valorar allí donde vayas.

4- Vocación de ayudar. En definitiva, el celador es una figura de apoyo y ayuda para que el funcionamiento del hospital sea adecuado. Si eres una persona predispuesta a ayudar a los demás, este trabajo es para ti.

Si estás convencido de que reúnes todas las características para trabajar en un hospital, es el momento de elegir tu curso de celador. Esta decisión es importante, no la tomes a la ligera porque tras realizar las prácticas profesionales podrás elegir si vas a buscar trabajo en el sector privado o si prefieres preparar oposiciones para las instituciones públicas. Sea cual sea tu camino, esta formación será la base de tu futuro laboral.

En colaboración con

Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
Whatsapp