Logo Ministerio de Empleo y Seguridad Social Titulaciones ESSAE con acreditación Fundadeps, Catedra de educación para la salud y Universidad Rey Juan Carlos
¿Necesitas más información?
900 264 314

Técnicas de maquillaje de difuntos

Tanatoestética y tanatopraxia

Maquillaje de difuntos y tanatopraxia

La muerte es un proceso natural del ser humano. No es seguro que una vez llegado el momento, estemos preparados para ello y mucho menos “guapos”. Nos gustaría que todos nos recordaran con una imagen física sin verse alterada por el proceso que conlleva la muerte, pero esto es complicado;actualmente contamos con la tanatoestética.

Conoce la tanatoestética

¿Qué es la tanatoestética? La palabra proviene del griego, “tanato” (tánatos), que significa muerte; y “estética” (aisthetiké), que hace referencia a la sensación.  Podríamos decir que es el arte de embellecer la muerte.

El objetivo de la tanatoestética, es lograr que el difunto tenga una apariencia natural notándose lo menos posible las marcas o lesiones provocadas por la muerte. Para ello usa diversas técnicas de maquillaje. Su finalidad no es lograr una belleza excepcional del difunto, sino lograr que la familia y amigos tengan la última imagen del difunto lo más parecida posible a como lo conocían.

Embellecer la muerte, requiere no solo el maquillaje, sino también dependerá del lugar donde se exponga, de la iluminación de este, que podrá favorecer  o perjudicar el resultado final de la preparación y exposición del difunto. En ESSAE te ofrecemos una serie de cursos de tanatoestética y tanatopraxia en los que podrás convertirte en un profesional de las técnicas de maquillaje de difuntos.

Historia del maquillaje de muertos

En la antigüedad y en las distintas culturas ya se realizaban técnicas para mejorar la apariencia de los difuntos y poder tener un recuerdo más agradable de nuestros fallecidos.

En la época de piedra, se vestía con ropa especial y se les pintaba la cara de barro rojizo. Los egipcios fueron los precursores del uso de maquillaje, usaban henna para tintar el pelo malaquita azul o verde para colorear los ojos, carmín para dar color a los labios, etc. además, embalsamaban y momificaban los cuerpos.

En Oriente, para maquillar usaban polvos de azahar, pulpa de frutas, tinta china, aceites de té, etc. En la Antigua Grecia,  se usaba aceites extraídos del azafrán y otras flores pata teñir el pelo, para la cara utilizaban  plomo blanco y se aplicaba carmín o bermellón en labios, uñas y mejillas.

La época del Renacimiento se empleaba pomadas de cacao y vainilla para conseguir tonos pálidos y blanquecinos en el rostro del cadáver. En los siglos XVII y XVIII, se usaba cosméticos de color para conseguir una apariencia más saludable del difunto.

El maquillaje de difuntos en la actualidad

En la actualidad, se utilizan diversas técnicas según el área a maquillar, para lo cual hay que ser extremadamente cuidadoso con los detalles.

  • Tratamiento de rostro; que incluye hidratación, correctores, fondo de maquillaje, labiales, coloretes y el peinado. El fondo de maquillaje debe ser acorde con el tono de piel del fallecido.
  • Tratamiento de ojos;  incluye hidratación, sombra de ojos, que los podemos encontrar en distintos formatos crema, líquido, polvo, stick, lápiz, acuarela; perfiladores también en diferentes formatos líquido, cake, fluido plástico, lápices, crema; y máscaras de pestañas se presentan en forma de crema, compacta, pasta fluida y wáter-proof. Se debe delinear la línea de agua superior para obtener un efecto óptico de volumen y en los párpados se debe usar tonos pastel mate.
  • Tratamiento de nariz; hidratación, correctores, pre-base, base. Es importante la nariz en el maquillaje ya que es un punto de luz que busca dar la sensación de volumen, haciendo menos visible los fenómenos cadavéricos.
  • Tratamiento de mejillas; también es un punto de luz que aporta volumen y rubor. Se usan coloretes en forma de crema o polvo. Los tonos empleados son sutiles, que aporten relieve pero que no sean visibles.
  • Tratamiento de labios; hidratación, perfilar con lápiz de color carne o marrón claro, rellenar con sombras, coloretes o se puede difuminar el perfilado con vaselina o crema hidratante. Los colores naturales y sin brillo. Si se usa labiales, se pueden encontrar en formatos como crema, líquido o compacto, también en distintas texturas como satín, mate,lustre, glaze, frost, amplified Crème, cremesheen, slimshine lipstick, lip-gelée, tinted lipglass, plussglass, lustreglass, see Thru lipcolor, Dazzleglass. En el caso de deshidratación severa, se puede inyectar suero fisiológico o agua, para dar una forma más natura.

Técnicas especiales de belleza de difuntos

Además, de todo estos tratamientos, se pueden usar técnicas de camuflaje cosmético, que se usan como su nombre indica para camuflar una lesión o marca causada por la enfermedad previa o el proceso cadavérico. Para esto se usa correctores que pueden ser compactos, en lápiz, cremoso, líquido, en polvo o en barra. Los tonos más usados, beis, beis oscuro, blanco, verde, marrón claro, satinado y rosa, según lo que se requiera.

Otra técnica usada es la restauración menor ante pequeños cortes, golpes, suturas o falta de tejido en el rostro o manos, que es lo que normalmente se verá más expuesto.  Para ello, se usará materiales para moldear como espátulas, pinceles, pegamentos, implantes y la cera que es la que nos ayudará a rellenar siendo estas compactas y duras, y las blandas se usarán para acabados superficiales.

En algunos caso se requieren restauraciones mayores, que son técnicas muy especializadas, según la zona a reconstruir. El profesional debe conocer todas estas técnicas para llevar a cabo el trabajo tan complicado y satisfactorio a la vez al lograr la apariencia que queremos darle al difunto.

Las técnicas de restauración y reconstrucción van desde suturas, camuflajes de heridas, quemaduras, quistes, fístulas, fracturas, reconstrucción auricular, nasal, labios, brazo, antebrazo, mano, rodilla, pierna, pie, pared abdominal, reimplantes, entre muchos otros según lo que se requiera.

Como hemos visto, la tanatoestética, es un campo amplio, que requiere un trabajo minucioso y en el que los detalles marcan la diferencia. El profesional que se dedique a ello, requiere una formación en tanatoestética adecuada ya que la importancia de su trabajo, aunque no reconocido, radica en el recuerdo que permanecerá en los familiares y amigos de los difuntos. El mejor maquillaje es el que no se ve, pero que se nota.